¿Dónde está el piloto?

Autor:

Juventud Rebelde

Un piloto canadiense que decidió satisfacer una necesidad fisiológica en pleno vuelo entre Ottawa y Winnipeg, tuvo una sorpresa desagradable cuando fue al baño unos 30 minutos después del despegue: quedó encerrado en el retrete, cuya puerta se atoró y ni sus esfuerzos, ni los del copiloto alarmado por su demora, lograban abrirla. Terminaron desmontando la dichosa puerta solo media hora antes del aterrizaje, para alivio de los pasajeros que ya se preguntaban —aunque no en tono de comedia— «¿dónde está el piloto?». ¡Que no cunda el pánico, solo fue a hacer pis!

Experimento fallido

Muy mal terminó el original intento de una china por enseñar a conducir a su perro confiándole el volante, pues la fiel mascota chocó contra otro vehículo, aunque sin causar heridos. La señora Li le explicó a la policía que su perro era muy inteligente y que había tomado el hábito de mirarla mientras manejaba, además de jugar con el timón, por lo que decidió dejarle al volante, reservándose el control del acelerador y el freno. Poco duró el experimento y la negligente señora debe asumir ahora los gastos de reparación del otro auto. ¡Cómo se le ocurre, señora, dejar que su perro maneje sin licencia!

Falso policía

Un joven estadounidense que se hacía pasar por policía fue arrestado en California tras detener a un automovilista que resultó ser un verdadero agente vestido de civil. El farsante —que portaba hasta una sirena en su auto— obligó al verdadero policía a salirse del camino para aconsejarle que condujera más lentamente en el futuro, pero fue él quien emprendió la fuga, cuando su «colega» quiso examinar su placa. Pero no le sirvió de nada, porque el verdadero agente tenía ya su número de matrícula y el bribón, de 22 años, fue capturado al día siguiente. Nada, que la próxima broma la hará en prisión, donde pasará al menos un año.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.