Evo Morales convoca a Cumbre Social en Bolivia

Este sábado, el pueblo boliviano se reunirá para debatir estrategias en defensa de la Constituyente y de la decretada nacionalización de los hidrocarburos

Autor:

Marina Menéndez Quintero

Evo ha convocado a su pueblo. Foto: Prensa de Frente Con el concurso de los artífices y gestores de los cambios, el proceso refundador boliviano busca hoy salidas a un entramado que sus opositores están sembrando de obstáculos.

El pueblo ha sido convocado por el presidente Evo Morales para una Cumbre Social que, se anuncia, debe debatir estrategias en defensa de la Constituyente, y de la decretada y polémica nacionalización de los hidrocarburos.

El momento es crucial y hace indispensable que las masas no solo opinen sino, si fuera posible, entiendan mejor la coyuntura y, en algunos casos, hasta «tomen conciencia»...

La pólvora regada como abono por los partidos de derecha y el empresariado para hacer ramificar los sentimientos separatistas y oligárquicos en las regiones de Pando, Beni, Tarija y Santa Cruz, ha provocado ya los primeros estallidos, que se anotan, en cualquier caso, contra la revolución democrática en marcha.

Paros promovidos por denominados «comités cívicos» para presionar las labores de la Asamblea Constituyente, se dan la mano con el entrampamiento de sus trabajos; mientras, la firma de nuevos contratos por parte de las transnacionales que explotan el gas, encuentra una tensión adicional en la renuncia del hasta ahora ministro de Hidrocarburos, Andrés Solíz, luego de no pocas estratagemas del derechista partido PODEMOS que podrían estar, agazapadas, entre los motivos de su dimisión.

Como antes contra el gobierno neoliberal de Gonzalo Sánchez de Lozada y, después, para mantener al ejecutivo de Carlos Mesa a raya, los campesinos, estudiantes, indígenas, y representantes de otros sectores sociales que apoyan al gubernamental MAS, han tomado las calles y protagonizado bloqueos de caminos que, esta vez, fueron en defensa del ejecutivo. Saben que ellos deben ser el primer respaldo, y los principales garantes del proceso.

Santa Cruz, siempre externando la pretensión de ser la cabeza de una eventual y peligrosísima escisión territorial, es escenario anunciado de una «Constituyente» falsa que, según sus promotores, redactaría la «verdadera» carta magna, autóctona y originaria...

A esa elevación de las temperaturas en ambos lados se agregaron, este jueves, revelaciones de fuentes del gobierno acerca de la preparación en Pando de grupos paramilitares que, obviamente, estarían alistándose para enfrentar a las fuerzas afines al gobierno.

No obstante, el país fue reportado en calma y normalidad como resultado de las fructíferas gestiones personales efectuadas por el vicepresidente Álvaro García Linera para que los sectores que apoyan la refundación detuvieran, de momento, una beligerancia manipulada por la prensa en el intento de desacreditar la imagen de la revolución democrática, y la del propio Morales.

No pocos titulares locales y extranjeros remarcaron con visos negros las exhortaciones hechas a campesinos e indígenas, algunas horas antes, por García Linera, para que aquellos apoyaran con su movilización, cada paso refundador del ejecutivo.

Esta sería la descripción aproximada de lo que ocurre, si una fuente periodística no hubiera avisado, días atrás, de la existencia de un plan alentado por fuerzas externas para fragmentar a la nación.

Es ese el contexto en que Evo Morales convoca a los movimientos sociales, este sábado, en Cochabamba. Están invitados los que le siguen e, incluso, quienes han pretendido custodiar la refundación desde el cuestionamiento crítico... Tanto como la confluencia en una estrategia unitaria que defienda el proceso, parece importante asumir que Bolivia está en una coyuntura histórica que le abre, por primera vez, la oportunidad de redención.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.