Brigada Nórdica de visita en Cuba

Dos jóvenes nórdicos, tras un encuentro directo con nuestra Isla, comparten sus experiencias y opiniones

Autor:

Fotos: Calixto N. Llanes

Establecer vínculos con la Revolución Cubana y su pueblo es un anhelo de los jóvenes europeos que visitan la Isla como parte de la Brigada Nórdica. Contribuir a la producción agropecuaria y entrevistarse con gente de pueblo, les permite acercarse a esa realidad que los medios de difusión masiva en sus países no divulgan o tergiversan.

Marie Herget. Marie Herget es una de los brigadistas de la delegación danesa. Tiene 21 años, estudia lenguas, y esta fue su quinta estancia de trabajo voluntario en la Isla.

—¿Por qué te interesa visitar tanto Cuba?

—Soy comunista y es muy importante para mí ver el socialismo. Antes de llegar sabía algunas cosas, pero en cada visita aprendo algo nuevo.

«Para la prensa danesa, Cuba es un país muy malo, dicen que hay una dictadura y que no existen los derechos humanos y bla, bla, bla. Al estar aquí supe que no era cierto. No es fácil que los medios digan la verdad sobre Cuba, porque el gobierno de Dinamarca está en alianza con Bush en Iraq y por tanto es muy agresivo contra este país. El gobierno danés está contra Cuba pero el pueblo no».

—¿Cómo llevas entonces estas experiencias al pueblo danés?

—Desde el principio consideré la importancia de hablar con la gente en Dinamarca sobre Cuba. En la universidad, Cuba no es un asunto que se discuta y organizo conferencias para informar sobre el tema.

—¿Qué impresión tienes de nuestro país y de su Revolución?

—Cuba presenta problemas económicos, pero es un ejemplo de que un mundo mejor es posible. Hay buena educación, salud y poder para todos. El poder es popular, no es un hombre, no es Fidel, son todos.

LOS MEDIOS SUECOS DESCONOCEN A CUBA

Antón Houden. Otro que quiere opinar es el joven sueco, Antón Houden, de 24 años, quien viene a Cuba en compañía de sus padres por primera vez.

—¿Qué información tenías sobre Cuba antes de la visita?

—No sabemos casi nada de la realidad de la Isla. Lo que hemos aprendido en la escuela no es mucho. En Suecia sabemos que Cuba es un país socialista, pero es todo. Los medios no reflejan casi ninguna información sobre ella, en comparación con otros países.

—¿Qué actividad de la brigada te permitió acercarte a esa realidad que antes desconocías?

—El encuentro con personas de un CDR de Pinar del Río fue una experiencia muy buena para mí. Pude tener una gran noción de cómo viven las personas aquí, y su opinión sobre el sistema. El CDR me pareció una organización muy democrática, esto me dio una esperanza.

—Es difícil entender todo el proceso de la Revolución en tan poco tiempo, pero por lo que has podido apreciar, ¿ya te has forjado tu opinión?

—No es necesario para Cuba que yo tenga una opinión sobre la Revolución, porque solo llevo tres semanas aquí, y esta fue una elección del pueblo de Cuba.

«Creo que sería muy presuntuoso de mi parte. Para ser un país con tan pocos recursos, a mí me parece increíble, y a la vez, un proceso muy justo y necesario. Venir a Cuba, al campamento, me ha hecho creer que el socialismo es una posibilidad y una realidad».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.