Crece oposición a plan Iraq de Bush

Las manifestaciones de protestas son ignoradas y por si fuera poco, preparan enorme fuerza militar en Bagdad

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, febrero 1ro.— La alianza entre la oposición demócrata y algunos republicanos en el Senado estadounidense dio este jueves otro paso adelante al acordar legisladores del Comité de Relaciones Exteriores encolumnarse detrás de un nuevo proyecto de declaración no vinculante contra la decisión de George W. Bush de enviar más soldados a Iraq, dice ANSA.

Liderados por Joseph Biden, presidente del Comité y senador por Delaware, los demócratas decidieron apoyar un nuevo proyecto de declaración considerado más «blando» y preparado por el republicano John Warner, de Virginia, para oponerse al despliegue de otros 21 500 soldados adicionales en Iraq, particularmente en Bagdad y sus alrededores, según propuso George W. Bush a fines del pasado año, a fin de enfrentar la creciente resistencia y violencia en el país ocupado.

Pero la resolución bipartidista prevé bloquear el envío de más tropas, pero no pone en riesgo la financiación de la guerra. El texto es no vinculante para la Casa Blanca y la resolución parece una renuncia del Senado a ejercer presión con la principal arma en sus manos: la aprobación de fondos, afirma ANSA.

Asegura también la agencia noticiosa que a los republicanos les preocupa tanto la situación en Iraq como la creciente impopularidad de la guerra, que arruinó las campañas electorales de muchos aspirantes al Congreso.

Como otra muestra del rechazo al plan de Bush puede incluso señalarse que este jueves, ante el Comité de Servicios Armados del Senado, el general George Casey, quien comandó las operaciones en el país mesopotámico durante los últimos dos años y medio, dijo que 21 500 soldados son demasiados.

Aunque el general que espera ser confirmado ahora como jefe del Estado Mayor del ejército, aseguró también: «no creo que la política actual haya fallado» y que la guerra todavía «se puede ganar», pero requería de «paciencia y voluntad», reporta EFE.

La agencia añade que su optimismo durante la audiencia contrastó con la visión de algunos senadores, especialmente la del republicano John McCain, quien cuestionó seriamente las decisiones del general al afirmar que durante ese mando «las cosas han ido marcadamente y progresivamente peor».

Sin embargo, otros demócratas plantean críticas o suspicacias sobre el proyecto de Warner, entre ellos Russ Feingold, quien en una declaración tildó de «débil» la propuesta de Warner porque, si bien rechaza el aumento de tropas permite la movilización «disfrazada» de soldados de una zona de Iraq a otra. Feingold reclama el retiro total de las fuerzas militares estadounidenses de Iraq.

El vocero de la Casa Blanca, Tony Snow, advirtió a su vez que si la propuesta de Warner «es aprobada, el presidente (Bush) hará lo que tiene que hacer como comandante en jefe y teniendo en cuenta lo que considera mejor para Estados Unidos».

Y en realidad el plan Bush ya va en camino. AP ha dado a conocer este jueves que ya se prepara una enorme fuerza militar en Bagdad, pues los ingenieros del ejército estadounidense derribaron viviendas y rodearon el espacio aplanado con paredes capaces de resistir bombas en los sectores donde instalarán bases, lo que considera son los primeros indicios de la campaña que se avecina para «limpiar Bagdad de insurgentes», y considera que la fuerza es de unos 90 000 soldados norteamericanos e iraquíes.

«Será una misión difícil y no tenemos el tiempo de nuestro lado», expresó el teniente general David Petraeus, quien pronto asumirá el comando de las fuerzas en Iraq, en una declaración escrita ante la comisión senatorial de las fuerzas armadas.

Unos 8 000 soldados deben llegar desde la región kurda norteña, el sur chiita o de Fallujah, pero comandantes locales iraquíes en condición de anonimato dijeron a la AP que solo han arribado 2 000 de esos efectivos.

A su vez, funcionarios de Estados Unidos e Iraq dijeron que en total habrá unos 41 000 efectivos estadounidenses en Bagdad durante esa campaña, a los que se sumarán 22 000 soldados iraquíes y 20 000 policías, según los ministerios del Interior y Defensa; aunque por otra parte no está clara la capacidad de combate de esas unidades.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.