Condiciona la Cámara nuevos fondos al regreso de las tropas de Iraq

Los estadounidenses han perdido la confianza en el mandatario de la Casa Blanca por su forma de conducir la guerra en Iraq

Autor:

Juventud Rebelde

Los esfuerzos de Bush han sido en vano. Foto: AP WASHINGTON.— Sin ocultar su molestia, George W. Bush anunció que vetará un proyecto de ley emanado de la cámara baja que otorga nuevos fondos para su cruzada antiterrorista, pero establece como condición el regreso de las tropas estadounidenses de Iraq en el año 2008.

Aunque aún falta el pronunciamiento del Senado, Bush reaccionó airado ante el texto aprobado este viernes en la Cámara de Representantes por 218 votos a favor y 212 en contra, y lo calificó de «teatro político» para «ganar puntos». Pero analistas consideraron el hecho como un gran desafío a la estrategia político-militar de la Casa Blanca, como apuntó el diario español El País.

Los fondos suplementarios propuestos por la Cámara para las guerras en Iraq y Afganistán ascienden a 124 000 millones de dólares para el año fiscal en curso, entre otros montos, pero exige el retorno de las tropas norteamericanas en agosto del año próximo, una condición que aún no satisface las exigencias de legisladores demócratas más radicales y reticentes a continuar la ocupación de Iraq.

Sin embargo, fuentes parlamentarias citadas por PL dijeron que el voto polarizado muestra que siguió líneas partidistas, y que Iraq continuará dividiendo al país.

Con evidente satisfacción y en medio de aplausos, según describieron los reportes, la presidenta de la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi, leyó el texto —que aún debe ser conciliado con el proyecto que apruebe el Senado— y estimó que los estadounidenses perdieron la confianza en el mandatario por su forma de conducir la guerra.

Pelosi, satisfecha. Foto: AP También en la Cámara alta hay indicios de que la situación no es buena para Bush, reticente a aceptar fechas para el retorno de los uniformados. Según PL, las presiones de la oposición demócrata para condicionar el otorgamiento de más dinero, incluyendo también un calendario que fije el regreso de las tropas, avanzó también en el Senado.

El Comité de Asignaciones de esa instancia aprobó el jueves una propuesta que, junto con la aprobación de los fondos, prevé iniciar la repatriación de los soldados de Iraq en cuatro meses.

En el Senado, no obstante, la medida podría no salir adelante; menos aún cuando el independiente y ex senador demócrata, Joseph Lieberman, partidario de la guerra, votaría a favor del gobierno, advirtió PL.

Si el Congreso lo obliga, Bush vetará, lo que abrirá las puertas a un nuevo desafío para los demócratas, quienes estarían forzados a conseguir los 60 votos necesarios en el Senado para sobrepasar el veto del ejecutivo.

Mientras, manifestantes antibelicistas fueron arrestados frente a las oficinas de Nancy Pelosi el jueves, día de inicio de los debates en la Cámara, cuando se pronunciaban contra la aprobación de los fondos suplementarios.

Según destaca el sitio Dudgereport.com, los manifestantes querían expresar su frustración con los líderes de ese partido, debido a la falta de acción de sus legisladores para poner fin a la ocupación del país árabe.

La situación de los demócratas es compleja, pues deben responder al apoyo dado por los electores en noviembre de 2006, cuando lograron la mayoría en el Congreso y, a la vez, temen dar la impresión de que abandonan a los soldados al condicionar el financiamiento, comentó PL.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.