Iraq, peor en los tres meses por venir

El fin de semana en Iraq fue especialmente sangriento para las fuerzas ocupantes estadounidenses

Autor:

Juana Carrasco Martín

 Foto: AP El fin de semana en Iraq fue especialmente sangriento para las fuerzas ocupantes estadounidenses: 12 GIs (soldados) muertos, y este lunes la lista sumó otro más. Los iraquíes casi llegaron a 200...

Bombas de camino en la provincia de Diyala, explosivos en Bagdad, operaciones de combate en la provincia de Anbar fueron dejando ese rastro de sangre.

Las tropas estadounidenses mataron también a diez hombres armados en un raid en Ciudad Sadr, hubo ataques coordinados en Samarra, y acciones de diverso tipo en Garma, Kirkuk, Kut, Baquba, Muqdadiyah, Haditha, Falluja, Missan, Hilla y Karbala. Otro día se repiten esos nombres o se agregan Ramadi, los vecindarios bagdadíes de Bayaa y Adzamiya, también Salman Pak, Mosul, Basora, Hawija y Balad.

Son los días «normales» de Iraq. Y cuando el mando estadounidense anunciaba estas cifras de sus caídos y los otros muertos, el mayor general Rick Lynch, comandante de la 3ra. División de Infantería hacía una declaración perturbadora: los próximos 90 días serán peores: «Va a haber un incremento de las bajas (de EE.UU.) durante este aumento de tropas porque estamos dando pelea al enemigo»... «Estas son ciertamente operaciones de combate. Esta es una guerra real. Y es contra un enemigo letal», agregó.

Ahora, hasta la mismísima Casa Blanca ha advertido a los estadounidenses de la posibilidad de más muertes en su empeño de convertir a Bagdad «en una ciudad segura»...

De las cinco brigadas alistadas para incrementar la presencia estadounidense en Bagdad con ese supuesto propósito, ya están en el terreno cuatro y la quinta llegará para el 1ro. de junio, así que la resistencia tendrá más blancos a los que apuntar y la población de la capital se pregunta y hasta grita en manifestaciones «¿Dónde está el plan de seguridad?».

Por supuesto, esto tiene igual contrapartida en Estados Unidos, donde cada vez son más los que quieren la retirada ya de las tropas. A ambos clamores, la administración bushiana hace oídos sordos.

«Las tropas estadounidenses y británicas están a la ofensiva contra extremistas y terroristas», insistió Bush este lunes en el fastuoso recibimiento a la reina británica Isabel II, pero el espectáculo imperial-real no abruma a la inmensa mayoría de los estadounidenses que en reciente encuesta de la revista Newsweek consideró en un 62 por ciento que el presidente, sobre su guerra en Iraq, es «testarudo e incapaz de admitir sus errores». Solo 28 por ciento acepta todavía el quehacer de Bush, el hijo. Una impopularidad récord que también le anuncia lo peor por venir.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.