Prosigue destrucción de mezquitas en Iraq

Durante esta semana han sido atacados una decena de centros islámicos presumiblemente para encender el odio interconfesional

Autor:

Juventud Rebelde

 

Así quedó la mezquita Talha Bin Obeidallah, en Zubair, en las afueras de Basora. Foto: AP

BAGDAD, junio 15.— Las autoridades iraquíes declararon el toque de queda, al menos hasta mañana, en las cercanías de Basora, al sur del país, luego de que hombres armados atacaron otra mezquita, en este caso sunnita, en el poblado de mayoría chiita Zubair, 20 km al oeste de esa ciudad, dijo ANSA.

Durante esta semana han sido atacadas una decena de centros islámicos, en su mayoría sunnitas, y también la mezquita chiita de Samarra conocida como la Mezquita Dorada.

El primer ministro Nuri al Maliki condenó el nuevo ataque que definió como «un delito para encender el odio interconfesional ... cometido por los enemigos de Alá, del país y del pueblo» iraquí.

Según testimonios, varios hombres armados se presentaron en las primeras horas del día en la edificación sunnita Talha Bin Obeidallah, en el poblado de Zubair, con emblemas de los Maghawir, que son los efectivos especiales del Ministerio del Interior.

Los agresores actuaron con absoluta libertad, colocaron y detonaron explosivos en puntos estratégicos del complejo religioso, cuyas cuatro cúpulas y el minarete, así como algunos tramos del muro perimetral que lo rodea —de unos mil metros cuadrados— quedaron destruidos.

Los guardias del servicio de seguridad fueron arrestados, como sucedió el miércoles con aquellos de la mezquita de Samarra, cuyos dos minaretes también fueron destruidos.

Además, como lamentablemente ya es habitual, aparecieron cadáveres en las calles de Bagdad que permanecen desiertas durante el toque de queda, y también en Samarra, donde francotiradores del ejército mataron a dos personas e hirieron a otras tantas que se desplazaban por la ciudad a pesar de la prohibición de movimiento.

No obstante el temor de nuevos ataques, las mezquitas del país se vieron colmadas de fieles para las plegarias de este viernes; y en la ciudad santa chiita de Karbala, el jeque Abdul Mahdi al Karbalai, vocero del gran ayatollá Ali Sistani, quien es la máxima autoridad religiosa chiita de Iraq, culpó en su sermón a las autoridades por lo sucedido en Samarra, porque dijo que habían tenido muchos indicios de esos atentados y no hicieron nada para evitarlo.

Agregó que también ha habido indicios respecto a las mezquitas en las ciudades santas de Najaf, 160 km al sur de Bagdad y Karbala, 100 km al suroeste de la capital, máximos sitios santos de los chiitas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.