Condenan operaciones bélicas en Bagdad

Implicado el ejército de Estados Unidos en nuevos escándalos en Iraq

Autor:

Juventud Rebelde

Habitantes de Bagdad junto a los destrozos dejados por los bombardeos. Foto: Reuters

BAGDAD.— El ejército estadounidense se vio implicado en nuevos escándalos en Iraq, luego de que sus helicópteros bombardearan Bagdad matando un gran número de civiles y que dos de sus soldados fueran acusados de abatir a tres iraquíes y sembrarles armas.

El más reciente escándalo tuvo lugar este sábado y siguió a la anunciada redada en Bagdad, en la que Estados Unidos aseguró haber abatido a 26 militantes vinculados con la resistencia, en un fuego intenso en el barrio conocido como Ciudad Sadr, dijo Notimex.

El anuncio de las fuerzas militares fue de inmediato rechazado por residentes de esa localidad y por el propio primer ministro iraquí Nouri al-Maliki, quienes aseguraron que la mayoría de los abatidos eran civiles que dormían en sus casas al ser bombardeados.

Al-Maliki condenó los bombardeos estadounidenses y exigió una explicación a ese ejército al recordar que había prohibido este tipo de operaciones en el citado barrio, indicaron reportes de la prensa árabe.

«Cualquiera que viole las órdenes del comando militar iraquí será investigado», afirmó Al-Maliki en el comunicado emitido por su oficina.

Los bombardeos, que según testigos fueron lanzados poco antes del amanecer del sábado, sin previo aviso, hicieron blanco en los distritos Habibiyah y Orfali en Ciudad Sadr, el mayor barrio chiita de Bagdad, donde habitan más de dos millones de personas.

Los operativos estadunidenses también fueron condenados por el clérigo radical chiita Muqatada al-Sadr, a través de su portavoz, el jeque Salah al-Obaidi, quien denunció que «los bombardeos solo lastimaron a civiles inocentes».

Previo a esto —dice EFE— otro escándalo sacudió a Washington al conocerse que los soldados Michael Hensley y Jorge Sandoval abatieron de manera premeditada entre abril y junio de 2007 a tres civiles iraquíes en Iskandiriyah, al sur de Bagdad, a quienes les sembraron armas.

Los soldados fueron investigados por denuncias de sus propios compañeros y se encuentran confinados en Kuwait.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.