Advierte EE.UU. a Turquía de no atacar a Iraq

El ex secretario de Estado norteamericano Colin Powell revela que intentó «quitarle» a Bush la idea de invadir a Iraq

Autor:

Juventud Rebelde

Washington, julio 9.— El gobierno de Estados Unidos dijo este lunes que «compartía» los temores de Turquía concernientes a los rebeldes kurdos en el norte de Iraq, pero exhortó a Ankara a no lanzar incursiones militares en territorio de su vecino, reportó AFP.

«El PKK y las organizaciones terroristas son, por supuesto, asuntos que nos preocupan», dijo el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, en referencia a los rebeldes kurdos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán.

«Pero también es importante reconocer la soberanía territorial de Iraq», señaló. «EE.UU. espera que el problema se resuelva de modo que los turcos no se vean obligados a sufrir el terrorismo del PKK, y para que Turquía, Iraq y EE.UU. trabajen juntos para combatir a los terroristas», dijo el portavoz del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca, Gordon Johndroe.

El ministro iraquí de Relaciones Exteriores, Hoshyar Zebari, afirmó el lunes que Turquía había concentrado a 140 000 militares en la frontera norte de Iraq.

El alto funcionario, apuntó EFE, señaló que esas tropas están equipadas con diferentes tipos de armas y pertrechos, y refirió que su país defiende el diálogo para resolver los problemas, especialmente con los países vecinos.

El ilegal PKK se levantó en armas en 1984 para reivindicar la independencia de la población kurda de Turquía, y desde entonces más de 35 000 personas han muerto en los enfrentamientos entre los militantes de esa agrupación y las fuerzas de seguridad turcas, así como en atentados del grupo separatista.

Ankara acusa a los kurdos de Iraq y a EE.UU. de tolerar la presencia del PKK en el norte iraquí, desde donde se infiltra en Turquía para cometer atentados.

Precisamente una de las principales preocupaciones de Ankara es que en algún momento Iraq se fragmente en tres Estados independientes, uno de los cuales sería el Kurdistán iraquí, que se convertiría en una plataforma de acciones armadas contra Turquía y en ejemplo para las aspiraciones separatistas de los kurdos que habitan en ese país, en Siria y en Irán.

Por otra parte, el ex secretario de Estado norteamericano Colin Powell reveló que durante dos horas y media trató de quitarle al presidente George W. Bush la idea de invadir a Iraq, pero este insistió, destaca el sitio digital Drudge Report.

«Yo intenté evitar esta guerra... Yo alerté (a Bush) de las consecuencias de entrar al país árabe y convertirnos en ocupantes», expresó Powell en el Festival de Ideas, en Aspen, Colorado.

El otrora jefe de la diplomacia estadounidense consideró que la compleja situación existente en Iraq, que etiquetó de guerra civil, no puede resolverse con las tropas norteamericanas.

«No es una guerra civil que puede ser solucionada por las fuerzas armadas de Estados Unidos... Todo lo que el ejército pudo hacer fue poner una tapa más pesada a la olla de guisar un estofado sectario», señaló Powell.

Paradójicamente, fue el ex diplomático quien ante el Consejo de Seguridad de la ONU alegó que Iraq tenía un programa de armas de exterminio masivo, argumento utilizado por Washington para intentar justificar la invasión.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.