Auditoría revela ineficacia y corrupción en Iraq

El documento achaca los males a los iraquíes y no dedica espacio a las actividades delictivas de las administraciones estadounidenses en Iraq

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON.— La corrupción, la malversación y la ineficacia del gobierno de Iraq equivalen a una «segunda insurgencia» que roba las posibilidades de reconstrucción económica, afirmó una auditoría de la ayuda estadounidense para ese país.

El inspector general Stuart Bowen, a cargo de la auditoría de los proyectos en los que EE.UU. ha invertido unos 44 000 millones de dólares desde 2003, divulgó este lunes su informe trimestral y mañana acudirá al Congreso para responder a las preguntas de los legisladores, señala EFE.

La auditoría, especialmente en los últimos tres meses, ha dado razones para una «preocupación grave» por la forma en que las autoridades iraquíes manejan su presupuesto para el petróleo, obras públicas y educación.

Asimismo, Bowen encontró deficiencias graves en el proceso de transferencia de los proyectos puestos en marcha por Estados Unidos y que luego quedan a cargo de las autoridades iraquíes.

Dicen analistas que el documento achaca todos los males a los propios iraquíes y al parecer no dedica espacio a las contravenciones y actividades delictivas de las administraciones estadounidenses en Iraq, que despilfarraron también millones de dólares engrosando, sin embargo, los capitales de los contados consorcios que se afanaron los contratos para «reconstruir» el país destruido por la agresión norteamericana.

El estudio revela ejemplos concretos de la ineficiencia. Uno de ellos es el de la planta Dora, con capacidad para la generación de 320 megavatios y que se consideró importante para proveer de electricidad a Bagdad. Sus dos unidades de generación no funcionan, pese al gasto de 50 millones de dólares para repararlas.

Los operadores tomaron partes del equipo de una de las unidades cuando ya casi estaba a punto del funcionamiento para reparar la segunda unidad, que se estropeó por mal mantenimiento y operación inadecuada. Más tarde, la segunda unidad también falló.

El suministro en Iraq está en 4 230 megavatios, dice la información, cifra que está por debajo del nivel de generación que existía antes de la invasión estadounidense en 2003. La planta Dora produce el 7,5 por ciento de la electricidad del país.

La auditoría de Bowen también prestó atención especial al mayor contrato de reconstrucción en Iraq en el último trimestre, que comprende 1 330 millones de dólares en varios proyectos de Bechtel, y que fueron emitidos por la Agencia estadounidense de Desarrollo Internacional (USAID, por su sigla en inglés).

La auditoría encontró que aproximadamente la mitad de los proyectos de agua corriente, sanidad y energía otorgados a la compañía de ingeniería que tiene sede en el estado de California, no alcanzaba las metas estipuladas. Algunas obras se cancelaron, otras se completaron solo en parte, y otras fueron transferidas a otras entidades para que las completaran, dice EFE.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.