Delegación cubana repudió discurso de Bush en la ONU

La delegación cubana al 62 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, abandonó la sala de reuniones en protesta a las irrespetuosas declaraciones del presidente de Estados Unidos Condenan en la ONU la prepotencia imperial

Autor:

Juventud Rebelde

NACIONES UNIDAS, septiembre 25.— La delegación cubana al 62 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, encabezada por su canciller Felipe Pérez Roque, se retiró en pleno del salón durante el discurso del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, en señal de repudio a su intervención arrogante y mediocre, explicó después una nota circulada en el plenario.

«(Bush) Es un criminal y no tiene ni autoridad moral ni credibilidad para juzgar a ningún otro país», expresó el pronunciamiento cubano, reseñado por numerosas agencias de prensa que destacaron la contundente respuesta de los diplomáticos de la Isla ante el intento de Bush de usar el marco de la Asamblea General para cuestionar a ese país junto a naciones como Irán, Bielorrusia, Corea del Norte, Zimbabwe y Myanmar, por lo que el jefe de la Casa Blanca llamó «la situación de las libertades en esos países».

«Cuba condena y rechaza cada letra de su infame diatriba», añade la nota de prensa emitida por la representación de Cuba ante la ONU, que remarca la responsabilidad de Bush en el «asesinato de más de 600 000 civiles en Iraq» y por autorizar la tortura de prisioneros en la Base Naval de Guantánamo, así como dar el visto bueno al secuestro de personas, vuelos clandestinos y cárceles secretas, reseñó PL.

Ciertamente, las diatribas de Bush demostraron una vez más la prepotencia del Imperio y su afán por arrastrar a la Asamblea General en su animadversión contra los que ha calificado de «oscuros rincones» del planeta, como a su turno en el podio acusó el presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, prolífero al graficar los dobles raseros con que Washington pretende domeñar al mundo.

El proceder de la Casa Blanca y, concretamente, de la enajenada administración Bush, también fue denunciado por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien afirmó que Estados Unidos es «la dictadura más gigantesca» en la historia de la humanidad, y condenó el bloqueo a Cuba.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.