Mujeres Nobel respaldan argumentos contra el TLC en Costa Rica

Cinco laureadas con este galardón apoyaron a las ticas en su denuncia, de que secundar este convenio pone en peligro el país

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: AP Cinco mujeres laureadas con el Premio Nobel de la Paz manifestaron su apoyo a los costarricenses en su lucha contra el Tratado de Libre Comercio (TLC), y denunciaron «la enorme presión por parte de los gobiernos de Costa Rica y de los Estados Unidos, que están insistiendo en la ratificación del TLC mediante tácticas de miedo».

En un comunicado, Jody Williams, Shirin Ebadi, Wangary Maathi, Rigoberta Menchú y Betty Williams, se hicieron eco de las mujeres ticas y su advertencia de que la eventual ratificación del convenio en el referendo del próximo domingo, convertiría en «una especie en peligro» a la democracia tica, «que necesita ser protegida».

En el texto, las Premio Nobel apuntan la institucionalidad democrática alcanzada por la nación costarricense hace 60 años con la eliminación del ejército, y la creación de un sistema destinado a proveer de servicios a la gente y proteger los derechos humanos, a lo que se añadió la salvaguarda de los bienes comunes y el concepto de que la electricidad, las telecomunicaciones y el agua pertenecen a la ciudadanía, recordaron.

Pero el TLC incluye los considerados bienes comunes, permite la producción de armas para la exportación, trata a los órganos humanos como mercancía y da marcha atrás a la protección del ambiente, señalaron, al dar cuenta de «solo algunas de las preocupaciones de las mujeres» de Costa Rica.

En entrevista concedida a la agencia PL, Albino Vargas, secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados de esa nación, consideró que el denominado Estado Social de Derecho ha sido «una atenuante» para la clase trabajadora debido a la disminución en la calidad de los empleos y el incremento del trabajo informal. Sin embargo, beneficios sociales como el acceso gratuito a los servicios de salud, y el pago de la energía y las comunicaciones con tarifas de servicio público y no dictados por el mercado, estarían en riesgo de ratificarse el TLC.

«Estamos convencidos de que la naturaleza social de esas garantías se transformará en eminentemente mercantil», aseguró.

No obstante, en un mensaje televisivo que reseñó AFP, el presidente Oscar Arias insistió en afirmar que el TLC «no pone en riesgo ningún aspecto de la política social que ha hecho diferente a este país». Arias también descartó riesgos para el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) o el Instituto Nacional de Seguros aunque, dijo el propio despacho, ambos monopolios tendrán que abrirse a la competencia del sector privado.

En sus declaraciones a PL, Albino Vargas aclaró, precisamente, la amenaza que representará la competencia para ambas instituciones. La mayoría de los servicios que hacen sentir orgullosos a los costarricenses son prestados «por empresas estatales que en Costa Rica fueron exitosas y, a la inversa de muchos países de América Latina, han sido rentables y nunca dependieron del presupuesto del gobierno central», explicó.

«Al permitirse el ingreso de corporaciones transnacionales a competir con las empresas estatales, estas quedarán en desventaja y podrían desaparecer», advirtió Vargas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.