Polonia cierra la puerta a los conservadores - Internacionales

Polonia cierra la puerta a los conservadores

Donald Tusk, de 50 años, líder del partido liberal Plataforma Cívica  (PO), es el candidato natural al cargo de primer ministro

Autor:

Juventud Rebelde

Donald Tusk, líder de PO. Foto: AP Varsovia, octubre 22.— Los polacos pusieron fin espectacularmente a dos años en el poder de los gemelos conservadores Lech Kaczynski (presidente) y Jaroslaw (primer ministro), marcados por divisiones internas y desacuerdos con la Unión Europea, al votar el domingo masivamente por la oposición liberal, reportó AFP.

Tras el escrutinio del 90,8 por ciento de los votos, el partido liberal Plataforma Cívica (PO) obtenía el 41,64 por ciento, anunció el lunes la Comisión Electoral polaca.

Eso le garantiza 208 escaños en la Dieta (cámara baja) que cuenta con un total de 460, un poco menos de lo que predecían los sondeos realizados a pie de urna.

El partido conservador saliente, Derecho y Justicia (PiS), de Jaroslaw Kaczynski, llegó en segunda posición con 32,04 por ciento de los sufragios y 164 asientos parlamentarios.

Solo otros dos partidos, la alianza de centro-izquierda LiD y el Partido Campesino (PSL), superaron la barrera del cinco por ciento de los votos requeridos para tener representación en la Dieta. Estas formaciones obtuvieron respectivamente 52 y 35 escaños.

A pesar de su estrepitosa derrota, uno de los gemelos Kaczynski seguirá en el poder. Lech es presidente de la República y su mandato sigue en vigor hasta finales de 2010. Sin embargo, perderá mucha influencia sin su hermano, ya que en Polonia es el gobierno el que conduce el poder ejecutivo.

Por su parte, Donald Tusk, de 50 años, líder de PO, es el candidato natural al cargo de primer ministro. Para tener una mayoría parlamentaria deberá sin embargo aliarse con el PSL, que ya es su socio en las regiones.

Tusk ya ha mencionado abiertamente esa eventualidad y el jefe del Partido Campesino, Waldemar Pawlak, se declaró igualmente «abierto a la cooperación».

En cuanto se publicaron las primeras proyecciones de resultados, Tusk pidió a los polacos reconciliación, tras las divisiones que conoció el país tras la llegada al poder de los hermanos Kaczynski hace dos años, con provocaciones policiales de los servicios anticorrupción y la caza de ex militantes comunistas.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, saludó este mismo lunes «el espíritu europeo del pueblo polaco» tras la victoria del partido de Tusk. La presidencia de turno de la UE —que ostenta Portugal— también manifestó su esperanza de mantener «una buena cooperación» con el nuevo gobierno.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.