Convoca Chávez a una «contundente» aprobación de la reforma constitucional

Tras recientes maniobras opositoras en Venezuela, las autoridades locales tienen a su disposición las leyes para actuar ante las acciones de violencia

Autor:

Juventud Rebelde

Uno de los más importantes escollos de un próximo referendo sobre una reforma constitucional es la tendencia a la abstención, advirtió hoy el presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías.

De acuerdo con un cable de PL, el mandatario ante miles de seguidores en la céntrica avenida Bolívar de la capital, pidió aprobar la reforma el próximo 2 de diciembre de manera contundente, para que, ante las acciones desestabilizadoras que promueve la oposición, no quede duda de que la inmensa mayoría de los venezolanos dijo «sí».

La vida política venezolana refleja el impacto de la batalla convocada por el presidente Hugo Chávez para lograr el «Sí» al proyecto de reforma constitucional en el referendo de diciembre próximo.

Exhortó además a las distintas corrientes revolucionarias, nacionalistas, movimientos sociales, empresarios, estudiantes y mujeres a empeñarse sin descanso, y trabajar las 24 horas del día a favor de la aprobación de la reforma constitucional que avalará cambios a 69 artículos de la Carta Magna.

El proyecto de reforma, propuesto por el mandatario a mediados de agosto, apunta al fortalecimiento del proceso de transición hacia un modelo socialista.

Subrayó que el actual referendo es mucho más importante porque resulta mucho más definitorio y eso está claro también para la oposición y la oligarquía subordinada a los intereses del imperio norteamericano.

En la nación suramericana, las fuerzas que rechazan la iniciativa de cambios también comenzaron sus actividades de campaña, con un programa que prevé nuevas manifestaciones de protestas en los próximos días y boicots a nivel estatal.

Según otro despacho de esta agencia, tras recientes maniobras opositoras en esa capital, las autoridades venezolanas tienen a su disposición las leyes para actuar ante las acciones de violencia de grupos contrarios al proceso revolucionario.

«Las imágenes mostradas por televisión revelaron destrucción en varias avenidas de la ciudad, y por ello se impone evaluar si procede otorgar permiso para manifestaciones a unos fascistas que amenazan con quemar vehículos», enfatizó Chávez.

Ante tales hechos, el jefe de estado venezolano aseguró que instruyó al ministro del Interior y Justicia, Pedro Carreño, y a los alcaldes de Caracas a tomar las medidas pertinentes, pues acciones de ese tipo condujeron al golpe de estado del 11 de abril de 2002.

Comentó que «el Chávez permisivo del 2002 se quedó atrás en la historia y escenarios similares "no lo vamos a permitir"».

«Este gobierno no puede ser tan débil», agregó, ya que en ningún país del mundo se permiten hechos de ese tipo con agresiones a la fuerza pública.

Exhortó a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) a adoptar las medidas establecidas por la ley pues ya empezaron a llamar por canales de televisión «a un golpe de estado y una marcha sin retorno».

Ante ese panorama, recordó que los medios vinculados a pronunciamientos de ese tipo están sujetos a sanciones y llamó a la aplicación de las regulaciones establecidas.

«No podemos permitir que una minoría fascista incendie a Venezuela» y para ello están las instituciones del estado en la labor de neutralizar una ofensiva reaccionaria, indicó el premier.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.