Habrá hoy audiencia sobre Posada Carriles en subcomité del Congreso de EE.UU.

Autor:

Juventud Rebelde

Examinarán el amparo recibido por el criminal en Estados Unidos, donde goza de libertadWASHINGTON.— Una audiencia pública sobre el caso del terrorista Luis Posada Carriles tendrá lugar este jueves en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, para examinar el amparo recibido por el criminal en este país, donde goza de libertad.

En declaraciones a PL, el abogado José Pertierra precisó que el objetivo del debate es demostrar el trato diferenciado que el gobierno de EE.UU. concede a algunos terroristas.

«Lo que va a destacar la audiencia no son los detalles jurídicos del caso, sino la conducta del gobierno norteamericano, pues en una guerra contra el terrorismo se debe procesar a todos los terroristas igual, no puedes amparar a unos y condenar a otros», afirmó Pertierra.

El representante legal de Venezuela en la solicitud de extradición del criminal, recordó que por las calles de Miami caminan libremente terroristas confesos, como Orlando Bosch, cómplice de Posada en varios hechos de sangre.

La audiencia sesionará en el Subcomité de Organismos Internacionales, Derechos Humanos y Supervisión, bajo el tema Garantías diplomáticas sobre la tortura: un estudio de por qué algunos son aceptados y otros rechazados.

Entre los testigos que comparecerán se encuentran el académico Peter Kornbluh, analista principal del Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington, institución que ha divulgado documentos desclasificados sobre la vinculación de Posada con actos criminales.

También estará Roseanne Nenninger, hermana de un joven guyanés que pereció junto a otras 72 personas en el sabotaje al avión de Cubana en 1976, atentado del cual Posada fue uno de los autores intelectuales.

Testimoniará también la periodista Ann Louise Bardach, autora de la entrevista realizada al terrorista por el The New York Times en 1998, en la que el delincuente reconoce su participación en los sabotajes contra instalaciones turísticas de La Habana, que dejaron como saldo la muerte del joven turista italiano Fabio Di Celmo.

El representante William Delahunt, presidente del subcomité que será sede de la audiencia, criticó este martes el doble rasero que aplica la administración de George W. Bush en el tema del terrorismo.

«No es sostenible un trato diferente para individuos vinculados a actividades terroristas, no existen terroristas buenos y terroristas malos: el terrorismo es siempre condenable», afirmó Delahunt.

Denuncia de Cuba

Mientras, en el Consejo de Seguridad de la ONU, Cuba rechazó las justificaciones de Washington sobre el caso de Posada, y afirmó que si gobierno de EE.UU. hubiese actuado correctamente, lo habría juzgado por sus múltiples actos de terrorismo.

La posición cubana fue presentada por el consejero ante la ONU, Rodolfo Benítez, luego de que la representación estadounidense reiterara que ha tomado distintas medidas «consistentes» con el derecho internacional y sus leyes.

Pretendían así justificar su actuación, en respuesta a la contundente denuncia formulada antes por el embajador cubano en la ONU, Rodrigo Malmierca, quien aseguró que la apelación del Gobierno estadounidense al Tribunal Federal por la liberación de Posada, «no fue más que una nueva cortina de humo; un nuevo acto para camuflar la culpabilidad del terrorista confeso», reportó PL.

Durante el debate del tema Información de los Presidentes de los órganos subsidiarios del Consejo de Seguridad en ese alto organismo de la ONU, Malmierca acusó a EE.UU. de insistir en tratar el caso de Posada como delito migratorio.

«Con ello, aseguran la libertad definitiva del terrorista y la desaparición de todos los cargos en su contra», enfatizó.

A su turno, en la contrarréplica, Benítez reiteró que si Washington hubiese actuado acorde con el Derecho Internacional y a las resoluciones del Consejo de Seguridad, en lugar de continuar protegiendo a Posada Carriles, lo habría encausado, juzgado o extraditado a Venezuela.

Recordó que, ciertamente, el terrorista fue detenido por las autoridades de Inmigración, pero solo después de meses de negar su presencia en territorio estadounidense. Tampoco se han instruido cargos por sus acciones terroristas, pese a contar con todas las informaciones y pruebas para ello.

El Consejero de la Misión cubana dijo que quedan muchas interrogantes por responder; entre ellas, por qué EE.UU. permitió el ingreso impune de Posada Carriles en su territorio.

Preguntó asimismo por qué el gobierno estadounidense lo protegió durante los meses que permaneció ilegal en ese país, y por qué cuando tenía todos los elementos, se limitó a acusarlo de delitos migratorios de menor cuantía.

Benítez inquirió por qué en su apelación al Tribunal Federal, el 6 de noviembre pasado, las autoridades norteamericanas continúan sin mencionar una palabra sobre las acciones terroristas de Posada Carriles, e insisten en tratarlo como un caso de delito migratorio.

También cuestionó que Estados Unidos ignore la solicitud de extradición presentada, con todos los requisitos de rigor, por el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.