Mitos y realidades sobre la reforma constitucional en Venezuela

Alí Rodríguez Araque, embajador de Caracas en La Habana, calificó de impresionante el ataque propagandístico tergiversado contra el proyecto

Autor:

Marina Menéndez Quintero

El embajador Alí Rodríguez Araque mostró la boleta del referendo. Foto: Juan Moreno El embajador de Venezuela en Cuba, Alí Rodríguez Araque, aseguró que nunca se ha registrado un ataque tan uniforme y masivo como la «perfecta coordinación» de poderes mediáticos del mundo que se concatena hoy contra la reforma constitucional en su país, y explicó las realidades de algunos de los mitos que esos grandes medios echan a volar contra el proyecto.

El diplomático calificó de «impresionante» la campaña, donde están los grandes poderes —Estados Unidos—, y que en el plano interno tiene reflejo en los que abogan por el No y los que quieren la abstención: ambos bloques, dijo, son en verdad uno solo y tienen un mismo objetivo: tratar de impedir la reforma.

Entre las manipulaciones, Rodríguez Araque refutó la que pretenda presentar al presidente Hugo Chávez como dictador, cuando el apoyo con que cuenta ha ido creciendo en las nueve votaciones diferentes que se han registrado en Venezuela en los últimos diez años.

También rechazó que se propale el presunto deseo de Chávez de eternizarse en el poder. Diecisiete países europeos consagran la misma norma constitucional de la posibilidad de la reelección que ahora se propone en la reforma venezolana, y en aquellos países ni siquiera existe la figura de la revocación, prueba a la que ya se sometió el líder venezolano durante el referendo de agosto de 2004, y salió ampliamente confirmado en el poder.

Desmintió, además, que los cambios propuestos a 69 artículos de la Constitución —36 de ellos emergidos en los debates de la Asamblea Nacional— pretendan la concentración del poder en una persona cuando, en realidad, lo que consagran es el poder popular, y la transferencia a las bases del manejo de los recursos para resolver, por sí, sus propios problemas. Se trata, apuntó, del camino hacia una nueva democracia.

Otro aspecto tergiversado es el relativo a la propiedad, y la insistente mentira de que se desconocerá la privada. La propuesta de cambios al artículo 115 la reconoce junto a la propiedad pública, la social y la mixta.

Otro aporte importante de la reforma será la institucionalización de las misiones sociales, que fueron embriones importantes para el pujante desarrollo social de Venezuela.

En su encuentro de este viernes con la prensa nacional y extranjera en La Habana, Rodríguez Araque destacó que esa campaña mediática se hace contra el único país donde se convoca a consultas para decidir sobre la Constitución, como se hizo para aprobar la actual Carta Magna venezolana, en 1999. En otros las aprueban a puertas cerradas, contrastó.

A preguntas de la prensa, el Embajador de Venezuela descartó que las declaraciones en contra de la reforma formuladas por el ex general venezolano Raúl Isaías Baduel, ex ministro de Defensa, puedan tener repercusión de importancia en las Fuerzas Armadas venezolanas, cada vez más nutridas por gente del pueblo, ni cambiar la voluntad mayoritaria de los venezolanos por el Sí.

Temas de las relaciones internacionales de Venezuela tocados por Araque fueron los nexos con Cuba y los preparativos para la celebración aquí de la Cumbre de Petrocaribe que, dijo, marchan bien. Como el presidente Chávez no ha afirmado lo contrario y anunció su presencia para la inauguración oficial de la refinería de Cienfuegos, debe asistir, afirmó.

En cuanto a los nexos con España, Rodríguez Araque recordó que se trata de vínculos históricos, y estimó que deben mantenerse y profundizarse.

Interrogado acerca de la decisión del gobierno colombiano de dar por terminada la mediación del presidente Hugo Chávez para un canje humanitario entre el ejecutivo de Bogotá y las guerrilleras FARC, Araque dijo esperar que no sea irrevocable. Pero todo dependerá de la decisión que soberanamente tome el Presidente de Colombia, reafirmó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.