OTAN «lamenta» suspensión rusa de Tratado de Fuerzas Armadas Convencionales en Europa

Para Moscú, el tratado «hace tiempo que ha dejado de responder a la realidad existente en Europa y a los intereses de su seguridad».

Autor:

Juventud Rebelde

Soldados rusos desfilan por la Plaza Roja. BRUSELAS.— La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) «lamenta profundamente» la decisión de Rusia de proceder a la suspensión del Tratado de Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE), afirmó la Alianza en una nota difundida en Bruselas y citada por ANSA.

La decisión de Moscú es «particularmente decepcionante», porque en los últimos meses —dice la nota— los aliados «trabajaron intensamente» para intentar resolver los «problemas suscitados por Rusia».

Esta percepción no se ajusta a la realidad, ya que no reconoce que EE.UU., con su proyectado escudo antimisiles en Polonia y la República Checa, está provocando una reacción de rearme por parte de Rusia.

Tampoco la OTAN se refiere a su provocativa expansión hacia países ex socialistas del este europeo, en franca ruptura con las promesas en sentido contrario que se le hicieron a Moscú en los años 90.

Por su parte, Rusia se dijo «dispuesta a continuar el diálogo sobre el FACE», aunque ello «solo dará frutos si los demás estados miembros muestran realismo político y la voluntad de buscar compromisos».

Según EFE, la nota de la Cancillería rusa confirmó que a partir de las cero horas del miércoles, Moscú suspendió el cumplimiento del tratado y de otros compromisos, como conceder información sobre sus fuerzas armadas y permitir inspecciones extranjeras a sus instalaciones militares.

Para Moscú, el FACE, que fue firmado en 1990, «hace tiempo que ha dejado de responder a la realidad existente en Europa y a los intereses de su seguridad».

Asimismo añadió que la versión adaptada del tratado, suscrita en 1999, solo fue ratificada por Rusia, Ucrania, Kazajstán y Belarús, mientras que los países de la OTAN se niegan a hacerlo hasta que Moscú no retire sus tropas y armamentos de Georgia y Moldavia.

Para volver al FACE, Moscú exige que se compense el potencial obtenido por la OTAN en su ampliación hacia el este, que se pongan límites al emplazamiento de tropas en países extranjeros y que se suspendan las restricciones que rigen el despliegue por Rusia de tropas en sus flancos.

Además, Rusia reclama que se sumen al tratado los nuevos miembros de la OTAN —Letonia, Lituania, Estonia y Eslovenia—, y que los países occidentales ratifiquen el FACE adaptado.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.