Denuncia Venezuela «nueva arremetida» de la administración Bush - Internacionales

Denuncia Venezuela «nueva arremetida» de la administración Bush

Autor:

Juventud Rebelde

Revelan plan para fomentar protestas estudiantiles

Caracas, diciembre 14.— La Cancillería venezolana denunció este viernes lo que llamó «la participación vulgar y descarada» de agentes policiales y judiciales estadounidenses en una «peligrosa maniobra contra dirigentes legítimos de naciones democráticas de nuestro continente».

Aunque no lo menciona directamente, el texto refuta versiones propaladas desde Estados Unidos, según las cuales el empresario Guido Antonini Wilson habría pretendido ingresar a Argentina 800 000 dólares provenientes de Venezuela, para financiar la campaña electoral de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

«Es precisamente desde el estado de Florida, donde reside bajo protección expresa del gobierno norteamericano el terrorista más criminal de nuestro continente, Luis Posada Carriles, desde donde se ha ejecutado esta operación que hoy denunciamos», afirma el texto del Ministerio venezolano del Exterior, publicado íntegramente por la Agencia Bolivariana de Noticias.

El comunicado califica los hechos como «una operación político-judicial delincuencial», y afirma que su objetivo es «enlodar a dirigentes legítimos y a instituciones democráticas de nuestros países».

La Cancillería venezolana recordó la fundación del Banco del Sur en Argentina, el pasado día 9, y apuntó que los avances de los pueblos del Sur «no son tolerados por la élite que gobierna los Estados Unidos de América, que ha pretendido de mil maneras, a través del sabotaje económico, golpes de Estado, campañas de guerra psicológicas y mediáticas, revertir la corriente natural de nuestra historia contemporánea».

El mensaje rechaza la maniobra del gobierno de Estados Unidos y llama a la opinión pública, a los liderazgos políticos y sociales de América Latina y el Caribe y del mundo, «a enfrentar con decisión y firmeza esta absurda conspiración».

«La República Bolivariana de Venezuela ejercerá, con la solidaridad de nuestros hermanos del mundo, todas las acciones legales y políticas para denunciar y derrotar esta nueva arremetida de la decadente administración de George W. Bush en contra de nuestra patria», afirma.

En otro comunicado entregado a la agencia Prensa Latina en Buenos Aires, las Juventudes Políticas de América Latina y el Caribe (JUPALC) condenaron el operativo estadounidense, y opinaron que se trata de una maniobra del Buró Federal de Investigaciones (FBI); una «patética historia de conspiraciones, espionajes y enredos, al estilo de la época de la Guerra Fría y la Diplomacia del Garrote».

Ese ataque a la soberanía de Venezuela y Argentina, obedece a la ratificación de la política internacional y de desarrollo formulada por la presidenta Cristina Fernández en su discurso de toma de posesión el pasado día 10, consideró el documento.

El comunicado, firmado por Pablo Vilas, coordinador internacional de la organización, asegura que «las juventudes políticas del continente no dejaremos pasar por alto esta nueva tentativa de presión y repudiaremos desde nuestros lugares de militancia todo intento de obstaculizar el mandato histórico de nuestros pueblos y nuestro caminar hacia la verdadera integración de Latinoamérica».

Otras denuncias en Venezuela

Mientras, en Venezuela se denunció este viernes la existencia de un plan para provocar protestas de estudiantes, con el pretexto de falta de recursos.

La revelación fue formulada por la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado, cuyo presidente, William Gil, aseguró que algunas autoridades universitarias rebajarán partidas estudiantiles, como un mecanismo para presionarlos a partir de enero próximo.

Según un reporte de la Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) desde Barquisimeto y citado por PL, Gil alertó que la excusa sería que el Consejo de Universidades o la Oficina de Planificación Universitaria no entregan recursos.

«La estrategia de estas autoridades consiste en reducir la partida de comedor y transporte para presionar a los estudiantes, de manera que estos reclamen al Gobierno nacional», subrayó.

En opinión del dirigente estudiantil, el plan persigue lanzar una ofensiva en las calles para intentar desestabilizar al gobierno del presidente del país, Hugo Chávez.

Documentos develados por el Archivo de la Universidad, George Washington, dieron a conocer la entrega a sectores universitarios venezolanos de partidas superiores a los 200 000 dólares.

La desclasificación de esos memorandos fue divulgada por el diario The Wshington Post en vísperas del referendo constitucional del dos de diciembre, consulta ante la cual esos sectores universitarios se presentaron como la cara visible de la oposición y líderes de la campaña del NO, que promovió actos de subversión antes del encuentro con las urnas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.