Chávez recibió a Clara y Consuelo en Miraflores

Concluyó exitosamente el operativo para la liberación de las colombianas por las FARC

Autor:

Juventud Rebelde

Caracas, enero 10.— Las políticas colombianas Clara Rojas y Consuelo González se reencontraron este jueves con sus familiares que las aguardaban en el aeropuerto de Maiquetía, en la exitosa conclusión del dilatado operativo para su liberación, como resultado de un gesto humanitario y unilateral de la guerrilla y de la labor mediadora del presidente Hugo Chávez.

Visiblemente emocionadas y en aparente buen estado de salud toda vez que se desplazaban con naturalidad absoluta, Clara y Consuelo descendieron de los aviones FALCO que habían abordado, unos 40 minutos antes, en el aeropuerto venezolano de Santo Domingo, en el Táchira, cerca de la frontera con Colombia, y se estrecharon en prolongados abrazos con sus parientes: las hijas de la ex diputada González de Perdomo, portando lirios y gladiolos blancos y amarillos; la madre de Clara Rojas, apoyada en el andador que demandan sus 90 años de edad, y enfundada en un hermoso vestido azul.

Tres momentos de una jornada emotiva, donde lo más importante fue el ser humano: el encuentro de Clara Rojas con su madre (izquierda); Chávez charla con Consuelo González y familia (centro); Chávez y Clara Rojas (derecha). Fotos: MINCI, AP y Prensa Miraflores El canciller venezolano Nicolás Maduro y la presidenta del Parlamento de ese país, Cilia Flores, también les dieron la bienvenida en el aeropuerto de Caracas, según pudo apreciarse en las imágenes transmitidas en vivo y en directo por Venezolana de Televisión. Igualmente conmovida, Flores abrazó y besó a ambas.

La base de Santo Domingo había sido el primer destino de Clara y Consuelo como mujeres libres después de unos seis años de convivencia con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), que manifestó a fines de diciembre su decisión de entregarlas en desagravio al presidente Chávez, luego de que su colega colombiano, Álvaro Uribe, interrumpiera intempestivamente su labor mediadora para un canje.

Acompañadas por personal del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), ambas llegaron allí, procedentes de un punto de la geografía colombiana, a bordo de helicópteros provistos con el emblema de la institución, y su tránsito por la pista del aeropuerto transcurrió en breves minutos, solo para abordar los aviones FALCO que después las llevarían a Caracas.

La televisora Telesur brindó en exclusiva esas imágenes y el testimonio gráfico del momento en que una columna de las FARC —que integraban, junto a los hombres, varias guerrilleras— entregó a Clara y Consuelo a los delegados del CICR, quienes acudieron a esperarlas a ese punto no precisado de la selva colombiana junto a Ramón Rodríguez Chacín, ministro del Interior y de Justicia de Venezuela; la senadora colombiana Piedad Córdoba, y el embajador de Cuba en Venezuela, Germán Sánchez.

Telesur brindó algunos detalles del primer diálogo telefónico de Clara Rojas, aún en la selva, con el presidente Chávez, a quien agradeció su gestión. El pronunciamiento fue reiterado con énfasis por su compatriota, quien recordó a Chávez la permanencia con las FARC de otros rehenes, y exhortó al Presidente de Venezuela: «No puede bajar la guardia».

Con estrechones de manos y besos a las mujeres, Clara y Consuelo se despidieron de los insurgentes quienes, luego del breve lapso del encuentro con la delegación del CICR, se internaron, caminando, en la selva.

En sus primeras declaraciones a bordo del FALCO, Clara y Consuelo reiteraron su reconocimiento a Chávez y a la senadora Córdoba.

«Nos ha demostrado que para usted lo más importante es el ser humano», afirmó Consuelo en alusión al mandatario venezolano.

Por su parte, Córdoba calificó el proceso como «una tarea excepcionalmente difícil» y agradeció a todos los que hicieron posible «este desenlace feliz», entre los que incluyó a muchos venezolanos anónimos y, en general, al pueblo de esa nación.

A las FARC les manifestó el deseo de que este sea «el principio de algo muy importante para la paz de Colombia» y de «la liberación de otras personas», agregó.

Chávez ratifica compromiso

A pocos minutos de la llegada de los helicópteros venezolanos con el emblema de la Cruz Roja Internacional al aeropuerto de Santo Domingo, estado de Táchira, donde viajaban Clara Rojas y Consuelo González de Perdomo, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, reiteró su firme compromiso de seguir adelantando esfuerzos para lograr la paz en el hermano país, reportó la oficina de prensa del Palacio de Miraflores.

Esta afirmación la realizó en declaraciones que ofreciera a diversos representantes de medios de comunicación nacionales e internacionales presentes en las instalaciones del Palacio de Miraflores para darle cobertura a tan importante evento humanitario.

Trabajadores desplegaron esta banderola en la principal plaza de Bogotá. Foto: AP Chávez dijo que el Gobierno venezolano continuará haciéndole propuestas a las FARC, con el único objetivo de lograr la liberación de todas las personas que se encuentran en cautiverio, al tiempo de manifestar su deseo de que el Gobierno de Colombia pueda escuchar y retomar las propuestas que se vienen trabajando sobre este tema, con la finalidad de formar un nuevo equipo de trabajo que permita lograr la paz.

Recordó que dos días antes de romper la mediación que venía adelantando la nación venezolana, su homólogo colombiano Álvaro Uribe Vélez afirmó que el presidente Chávez es una de las pocas personas en este mundo a quien las fuerzas rebeldes le entregarían los rehenes. Al respecto, Chavez dijo que está a la orden y replanteó su voluntad de ir al Caguán o al Guaviare para conversar con el comandante de las FARC, Manuel Marulanda (Tirofijo), a quien le mandó un abrazo bolivariano y le manifestó su convencimiento de que es perfectamente posible el acuerdo de pacificación.

«Yo me monto en uno de esos helicópteros y en tres horas estoy hablando con Marulanda. Permítalo (presidente Álvaro Uribe Vélez), vamos a buscar la vida», quien expresó que la hazaña de este jueves demuestra que mediante las conversaciones y las voluntades sí se puede lograr la conciliación.

El presidente bolivariano felicitó a la tripulación que realizó tan exitoso vuelo, mediante un fuerte aplauso, al momento de expresar eufóricamente: «¡Qué viva la vida, Venezuela, Bolívar y la paz!».

Recibidas en el palacio de Miraflores

Poco después de la llegada de las ex rehenes de las FARC a Caracas, Chávez les dio la bienvenida junto a sus familiares y a la parlamentaria Pilar Córdoba, en el Palacio de Miraflores.

La Guardia Presidencial rindió honores mientras se escuchaban los himnos de Venezuela y Colombia, entonados por todos a la entrada de la Casa presidencial.

Posteriormente, el presidente venezolano conversó brevemente a puertas cerradas en el Palacio de Miraflores con la ex candidata a la vicepresidencia de Colombia y la ex congresista.

Durante su primer contacto con Chávez, las dos mujeres le solicitaron mantener las gestiones para lograr el acuerdo que permita el regreso a casa de todos los detenidos y facilite el final del conflicto armado en su nación, reportó PL.

Después, Chávez despidió a las dos mujeres, a sus familiares y a la senadora y también promotora del acuerdo humanitario, Piedad Córdoba, quien integró el grupo encargado de buscar a las retenidas.

Mientras, reportes de prensa afirmaban que el niño identificado como Enmanuel e hijo de Clara Rojas concebido por esta en cautiverio, será entregado en breve a su familia, luego de que se cumplan los trámites legales exigidos por la justicia.

Impacta en Colombia

La liberación este jueves por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de Clara Rojas y Consuelo González es considerada aquí un hito para otras acciones de ese tipo y avanzar en el camino hacia la paz.

Las imágenes de la entrega de ambas mujeres por la guerrilla a la misión humanitaria encabezada por el ministro del Interior y Justicia de Venezuela, Ramón Rodríguez Chacín, impactaron en la sociedad colombiana, muy polarizada ante el problema del conflicto interno.

Igualmente llamativa resultó la despedida afable entre las liberadas y el grupo de guerrilleros que las entregaron, lo cual dijeron analistas que desvirtúa la imagen diabólica de la guerrilla ofrecida constantemente por la denominada gran prensa de Colombia, apuntó PL.

En una de las primeras expresiones sobre este acontecimiento, el ex presidente Ernesto Samper, partidario del acuerdo humanitario, celebró la acción y la consideró el comienzo de una nueva etapa en la liberación de todos los retenidos.

Igualmente, la senadora Piedad Córdoba, promotora junto a Chávez de las gestiones, calificó el hecho como un paso para avanzar hacia la paz en Colombia y llamó a iniciar un movimiento nacional a favor del acuerdo.

La materialización de ese compromiso es calificado aquí como un éxito concluyente de esas gestiones y como la vía más segura para lograr, mediante el diálogo y la concertación, un canje amplio de prisioneros entre la guerrilla y el gobierno.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.