Volodia Teitelboim, símbolo para todos los pueblos

Autor:

Juventud Rebelde

Asistió Fernando Remírez de Estenoz, miembro del Secretariado del Partido Comunista de Cuba, al sepelio del intelectual y revolucionario chileno

SANTIAGO DE CHILE.— Volodia Teitelboim se destacó en la lucha del pueblo chileno, en su lucha internacionalista y en su solidaridad con Cuba, resaltó aquí Fernando Remírez de Estenoz, miembro del Secretariado del Partido Comunista de Cuba (PCC).

Remírez de Estenoz encabezó la delegación cubana a los funerales del ex secretario general del Partido Comunista de Chile (PCCH), fallecido el viernes a los 91 años de edad, luego de ser hospitalizado hace 15 días con una grave neumonía.

Teitelboim es un símbolo y un ejemplo de consecuencia y coherencia revolucionaria, no solo para Chile, sino para todos los pueblos, agregó Remírez de Estenoz. Es un ejemplo de lucha por un futuro mejor para América Latina, citó PL.

Tras referirse también a la obra cultural de Teitelboim, Premio Nacional de Literatura, Remírez de Estenoz formó una guardia de honor en torno al féretro, cubierto por una bandera del Partido Comunista de Chile.

Acompañaron a Remírez de Estenoz en ese gesto, el embajador de Cuba, Giraldo Mazola; Néstor León, funcionario del Comité Central del PCC, y Fernando García Bielsa, consejero político.

En la sede del antiguo Congreso Nacional, donde Teitelboim ejerció como diputado y senador, también hicieron las últimas guardias Guillermo Teillier y Lautaro Carmona, presidente y secretario general, y otros dirigentes del PCCH, así como familiares de Teitelboim.

Luego de 40 horas de velatorio, al que acudieron miles de chilenos, incluyendo a la presidenta Michelle Bachelet, y otras personalidades chilenas y extranjeras, los asistentes cantaron La Internacional y corearon el lema «El pueblo unido, jamás será vencido» durante los funerales.

Una enorme fotografía de Teitelboim presidió el velorio, bajo el lema «Con Volodia seguiremos construyendo futuro».

El salón de honor del antiguo parlamento se llenó de ofrendas florales de numerosas organizaciones políticas, sociales, sindicales, indígenas y culturales, así como de Cuba y Venezuela, entre otros.

Posteriormente, partió el cortejo fúnebre, a pie, un recorrido de más de 20 cuadras, hacia el Cementerio General de Santiago, para una despedida popular masiva.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.