Fuerzas armadas de Estados Unidos desgastadas por las guerras

Jefe del Estado Mayor del éjercito estadounidense admite el aumento de suicidios de soldados y el incremento de las deserciones

Autor:

Juventud Rebelde

Washington, febrero 20.— El continuado despliegue militar en Iraq y Afganistán provoca tensión, desgaste y la pérdida de la capacidad combativa en el Ejército de Estados Unidos, según admitió el jefe del Estado Mayor de ese cuerpo, el general George Casey.

Citado por el diario USA Today, el militar enumeró varios de los problemas que debe enfrentar el ejército norteamericano y entre ellos mencionó la caída en el número de reclutas, el aumento de suicidios de soldados y el incremento de las deserciones, así como la imposibilidad de retener a mandos experimentados, dice PL.

Casey, quien comandó al contingente militar desplegado en Iraq entre 2004 y 2007, en repetidas ocasiones ha alertado sobre las consecuencias de esos conflictos para las Fuerzas Armadas estadounidenses, y ahora destaca que cada vez más soldados desertan o se ausentan de sus bases o se niegan a movilizarse, y advierte sobre el creciente número de divorcios y suicidios.

El 80 por ciento de los militares estadounidenses considera insensato pensar en librar con éxito nuevas guerras, luego del debilitamiento provocado por la ocupación de Iraq, reveló por su parte el Centro para una Nueva Seguridad Americana.

De acuerdo con un sondeo realizado por esa institución, que abarcó 3 400 oficiales tanto activos como retirados de diversos cuerpos armados, los encuestados calificaron de severamente desgastado al aparato bélico del Pentágono.

Los militares opinaron que el Departamento de Defensa cometió errores tales como el reclutamiento de ciudadanos sin cumplir los estándares requeridos, la insuficiente atención a los veteranos y heridos, así como el poco tiempo de descanso en casa antes de volver al teatro de operaciones.

Mientras, los soldados norteamericanos continúan perdiendo la vida en Iraq. Esta vez la explosión de una bomba en una carretera causó la muerte de tres militares de EE.UU. y colocó en cinco la cifra de bajas esta semana, informó este miércoles la jefatura estadounidense.

Con esos últimos reportes, la cifra de soldados muertos en territorio iraquí ascendió a 3 966 desde el inicio de la invasión en marzo de 2003, mientras los datos oficiales aseguran que los heridos suman 29 133.

Por otra parte, el gobierno de Australia anunció este lunes que tiene previsto retirar al contingente desplegado en el sur de Iraq, al considerar que ya cumplió su misión y es el momento de salir del país, según anunció el jefe de la Fuerza Aérea de Canberra, general Angus Houston en una comparecencia ante el Comité de Estimaciones del Senado.

El repliegue del contingente australiano de Iraq fue una de las promesas realizadas por el nuevo primer ministro australiano, Kevin Rudd, antes de ganar las elecciones legislativas en diciembre pasado.

La isla continente cuenta en la actualidad con 1 540 soldados desplegados en el país árabe y sus alrededores, una decisión asumida por el gobierno del anterior primer ministro John Howard, fuerte aliado de George W. Bush.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.