Insta Cuba al Consejo de Derechos Humanos a actuar

 Discurso de Felipe Pérez Roque (versión en inglés y francés)

Autor:

Juventud Rebelde

Interviene el canciller Felipe Pérez Roque en la Séptima Sesión del organismo de la ONU

GINEBRA.— Cuba destacó este lunes que el hecho de ser miembro fundador del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de Naciones Unidas, es prueba de que al final la razón vence a la fuerza y los principios se imponen al poder y al dinero.

Durante su discurso en la apertura del segmento de alto nivel de la Séptima Sesión del CODEHU, el ministro cubano del Exterior, Felipe Pérez Roque, señaló que tras 20 largos años de «pelea contra los demonios» se puso fin a los viejos estilos coercitivos del grupo, reportó PL.

El titular cubano de exteriores argumentó que Estados Unidos, con diversos pretextos para legitimar su agresión contra Cuba en la extinta Comisión, se convirtió «en Estado fallido en la materia, responsable de los más graves crímenes y violaciones de los derechos humanos».

«Así ha terminado, por ahora, esta batalla: con la victoria rotunda del pequeño David, grande en su dignidad, contra el gigante Goliat, poderoso con sus armas nucleares y guerras preventivas», recalcó.

Añadió que de igual forma, «también derrotaremos un día el bloqueo criminal que se nos impone para intentar rendirnos por hambre y enfermedades».

El canciller de la isla caribeña remarcó que «por eso ahora y no antes, hemos firmado los Pactos de Derechos Humanos», en referencia a la rúbrica de dos textos adoptados por Cuba el jueves último en la sede principal de la ONU en Nueva York.

Reiteró la voluntad de cooperar con los trabajos del CODEHU, «con los mecanismos de derechos humanos de carácter universal, no discriminatorios y con base en el más estricto respeto de nuestra soberanía»; no obstante, advirtió la «inclaudicable decisión de enfrentar cualquier nuevo intento de instalar en el Consejo la selectividad, la politización, los dobles raseros y la hipocresía».

También subrayó que es ahora cuando el Consejo enfrenta su prueba de fuego con la implementación del Mecanismo de Examen Periódico Universal, que deberá funcionar «en el más estricto respeto a los principios de objetividad, imparcialidad y no selectividad».

«Si las conclusiones y recomendaciones terminan dependiendo del poderío e influencia de cada país, el Consejo repetirá los mismos errores que hicieron estallar por los aires a la vieja Comisión» puntualizó.

El jefe de la diplomacia cubana recomendó a Washington y «algún que otro escéptico» que atacan despiadadamente al concierto actual del Consejo, «humildad y reflexión», porque hacerlo fracasar «será una responsabilidad enorme que tendrán que asumir ante la historia».

Comentó, además, que el Movimiento de los No Alineados se constituyó en factor clave en el proceso de construcción institucional del Consejo, organismo que pondera y respalda.

Mientras cinco antiterroristas cubanos estén sometidos a diez años ya de injusta y cruel prisión en cárceles norteamericanas, se amenace con bombardear a más de 60 países y se defienda la asfixia como método para arrancar confesiones, el CDH debe existir y actuar, sentenció.

Igualmente, enarboló otras razones para apoyar el organismo de ONU, entre ellas los desmanes cometidos por Israel contra el pueblo palestino; la existencia de 900 millones de hambrientos y 800 millones de analfabetos; el derecho al desarrollo como quimera para más de cien naciones; y el sombrío panorama de 11 millones de niños fallecidos antes de cumplir cinco años y 600 000 mujeres pobres muertas en el parto.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.