La importancia de redistribuir la riqueza

La reducción de la mortalidad infantil en diez puntos y el aumento del nivel educacional del pueblo entre los avances de diez años de Revolución

Autor:

Marina Menéndez Quintero

Foto: Prensa Latina En un Encuentro donde, junto a la integración, se analizan los rigores de instrumentos de dominación imperialista que siguen atenazando a América Latina, la intervención de jóvenes venezolanos ha dado fe de los motivos por los cuales el pueblo bolivariano defiende medidas liberadoras, como la nacionalización de los recursos naturales.

Mientras en otros paneles se analizaba el impacto en la región de los TLC, y precedidos en su propia mesa por ponentes de Chile que hablaban de la desigualdad profundizada en aquel país por el neoliberalismo, miembros de la Asociación Bolivariana de Economistas Socialistas ayudaron a ver mejor los avances de la Revolución que lidera Hugo Chávez, gracias, en buena medida, a la correcta redistribución de la renta petrolera.

Quizá lo más descollante sea comprobar los avances sociales que ha permitido el uso apropiado de esa riqueza. Nota importante, sobre todo, cuando la pretensión de la transnacional Exxon de cuestionar e imponer multas a PDVSA, devela lo mucho perdido por las empresas extranjeras que, antes de la Revolución, depredaban las riquezas energéticas de Venezuela.

Sin duda, el aporte de la empresa estatal de petróleo ha sido fundamental para consolidar pasos que buscan la justicia. Entre ellos descuella la inversión social, que era apenas de 9,4 por ciento en 1999 y ahora asciende a 15,9 por ciento del presupuesto. Con ese dinero, se está dotando de salas de computación a las 1 134 parroquias de que consta el país.

En ese esfuerzo está también el incremento de los pensionados, que al triunfar la Revolución bolivariana eran apenas 387 000, y en 2004 sumaban 1 124 000. Los aumentos de presupuesto en salud y educación también se incluyen; y ello, junto a las misiones sociales desarrolladas al calor de la solidaridad que preconiza el ALBA, ha posibilitado una reducción de la mortalidad infantil en diez puntos, al tiempo que se eleva el nivel educacional.

Concluida la alfabetización y vencidas las primeras etapas de las misiones Rivas y Sucre, son de reciente surgimiento la Misión Rivas Técnica, las Escuelas Técnicas Robinsonianas, y el «traslado» de las universidades a cada rincón del país con las llamadas aldeas universitarias.

Es lo que las fuerzas bolivarianas defienden.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.