Homenaje mundial a víctimas del paramilitarismo en Colombia - Internacionales

Homenaje mundial a víctimas del paramilitarismo en Colombia

Recibe Correa apoyo de Daniel Ortega, quien rompió relaciones con Colombia. Cumbre de Río reúne a mandatarios de la región este viernes

Autor:

Juventud Rebelde

Miles de personas se manifestaron por las calles de Bogotá contra la violencia paramilitar y a favor del acuerdo humanitario. Foto: AP BOGOTÁ/MANAGUA.— La crisis colombo-ecuatoriana sigue generando preocupación y acciones de rechazo a la violación de la soberanía de Ecuador, lo que se unió este jueves a la marcha en homenaje a las víctimas del paramilitarismo, la parapolítica y los crímenes de Estado, realizada en total calma en más de 20 ciudades colombianas y en más de un centenar de urbes en todo el mundo, según reporta IPS.

Entretanto, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, se reunía en Managua con el presidente nicaragüense Daniel Ortega, quien en gesto de solidaridad anunció el rompimiento de las relaciones diplomáticas de su país con Colombia; mientras que en Caracas otro encuentro presidencial, entre la argentina Cristina Fernández, y el venezolano Hugo Chávez constituía un llamado a la paz en la región, previo al encuentro del Grupo de Río que tendrá lugar este viernes en Santo Domingo.

Cientos de miles de colombianos marcharon masivamente, durante más de cinco horas, portando las fotos de las decenas de miles de víctimas del conflicto armado, en demostración de unidad a favor de la paz y de una salida política a la crisis y violencia interna, dijo PL.

La emblemática Plaza de Bolívar de Bogotá resultó pequeña para acoger a las columnas de manifestantes de organizaciones de derechos humanos, sindicatos, universidades, pueblos indígenas, afrodescendientes y mujeres que rindieron homenaje a más de 15 000 muertos y desaparecidos y a los cuatro millones de sus compatriotas desplazados a causa de la guerra.

Los mensajes fueron a favor de un acuerdo humanitario que posibilite la libertad de los retenidos por los grupos armados, y también de los presos políticos en las cárceles del país. Asimismo denunciaron la participación directa del Estado colombiano en los crímenes perpetrados por el paramilitarismo, y la supeditación del gobierno a la política de EE.UU. añadió PL.

Tampoco faltaron los llamados a la concordia con Venezuela y Ecuador y a favor de la paz en la región.

IPS dijo que participaron también 200 observadores internacionales y el ex diputado Luis Eladio Pérez, liberado el 27 de febrero por las FARC.

Manifestaciones similares se produjeron en por lo menos medio centenar de ciudades del país, incluidas todas las capitales departamentales, mientras se reportaron acciones de apoyo en alrededor de cien urbes de todos los continentes, entre ellas Buenos Aires, Lima, Ciudad México, Montevideo, Ginebra, Caracas —adonde acudieron representaciones de los estados de Portuguesa, Yaracuy, Lara y Cojedes, entre otros—, Montreal, Toronto, Québec y Ottawa, en Canadá.

Uribe sabía de próxima liberación de rehenes

Durante su estancia en Managua, para entrevistarse con el presidente Daniel Ortega, el mandatario ecuatoriano Rafael Correa afirmó que su colega colombiano, Álvaro Uribe, «estaba en conocimiento» desde diciembre pasado de contactos con las FARC para liberar a otros 12 rehenes, que la liberación «no iba a ser todos de golpe», que comenzaría en este mes de marzo y que en la lista figuraba la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, apuntó EFE.

La visita a Nicaragua, como parte de una gira que lo llevó a Perú, Brasil y Venezuela para abordar la crisis desatada por Colombia a raíz de una operación militar de ese país en Ecuador, tendrá continuación en Panamá y este viernes en Santo Domingo, donde se reunirán presidentes latinoamericanos del Grupo de Río con el tema de estas tensiones regionales.

Correa espera una «condena clara a la agresión de Colombia» en la Cumbre que tendrá lugar en la República Dominicana, y expresó que además de la condena, debe haber un pronunciamiento para obligar a Colombia a «que nunca más se atreva a agredir a un país hermano bajo cualquier pretexto».

Antes de reunirse con Ortega, quien este jueves anunció el rompimiento de las relaciones con Colombia en solidaridad con Ecuador, el gobernante ecuatoriano declaró que la reunión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA), el próximo 17 de marzo en Washington, «debe condenar al agresor», de lo contrario «habremos perdido toda la fe en la OEA y habrá que tirarla al basurero de la historia, porque no habrá servido para nada».

AFP, por su parte, dio a conocer que el ejército de Ecuador encontró otro cadáver en la zona donde fue bombardeado un campamento de las FARC, lo que aumenta a 23 las víctimas de la incursión militar colombiana en el sector limítrofe de Angostura.

No se descarta la posibilidad de que se localicen más cuerpos dado que se emplearon diez bombas de 500 libras y con un radio de acción de 750 metros cada una, dijo una fuente militar ecuatoriana. Con anterioridad, el ministro de Defensa Wellington Sandoval señaló que durante el ataque se utilizaron cinco «Smart Bombs» o bombas inteligentes de las empleadas por Estados Unidos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.