Se desactiva la crisis en la Cumbre del Grupo de Río

Ecuador aceptó el compromiso de Colombia de no agredir nunca más a un país hermano y su pedido de perdón

Autor:

Juventud Rebelde

Santo Domingo, marzo 7.— La crisis diplomática suscitada por la incursión de tropas colombianas en Ecuador pareció subsanada este viernes en la XX Cumbre del Grupo de Río, luego de que el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, considerara superado «este gravísimo incidente» al aceptar, como país —aclaró— el compromiso (de Colombia) de no agredir nunca más a un país hermano y su pedido de perdón.

También el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo que daría marcha atrás a su anunciado rompimiento con Bogotá, en tanto el gobierno de Colombia, por voz del Presidente, retiró su anunciada decisión de acusar al presidente venezolano, Hugo Chávez, ante el Tribunal Penal Internacional.

La reunión concluyó con un estrechón de manos de Uribe con Correa, primero y, luego, entre este y el mandatario de Colombia con el presidente venezolano Hugo Chávez, luego de acalorados debates que presagiaban un agravamiento de la situación.

Durante el encuentro, Uribe había insistido en acusar a Correa de tener vínculos con las FARC de Colombia a tenor con supuestas cartas del comandante Raúl Reyes, muerto en el operativo del ejército colombiano, lo que fue nuevamente refutado por Correa. «Las mentiras se derrumban por sí solas», aseveró, y pidió las pruebas a Uribe quien, a su vez, también reconoció no haber informado a su homólogo ecuatoriano sobre la incursión de sus tropas, pero reiteraba los señalamientos a Correa por no cooperar en lo que llamó «la lucha contra el terrorismo».

Chávez, quien había llamado a la reflexión «con cabeza fría», también negó las acusaciones de Bogotá de haber brindado ayuda financiera a la guerrilla, y reiteró que Venezuela no quiere la guerra sino la paz, y que todo lo que había hecho en las últimas semanas era contribuir a la liberación de rehenes por parte de las FARC.

La Declaración, suscrita por todos los mandatarios al final de la cita, rechazó la violación a la integridad territorial de Ecuador y reafirmó el principio de la inviolabilidad del territorio de los Estados.

Asimismo, la Cumbre del Grupo de Río declaró tomar nota de las disculpas ofrecidas por Uribe al pueblo de Ecuador, y del compromiso del mandatario colombiano de que esos hechos «no se repetirán en el futuro bajo ninguna circunstancia, en cumplimiento de lo que disponen los artículos 19 y 21 de la Carta de la OEA».

Poco después, en Caracas, el ministro del Interior de ese país, Ramón Rodríguez Chacín, daba a conocer que la guerrilla colombiana entregó al gobierno de Venezuela pruebas de vida correspondientes a diez retenidos, militares y policías.

«Me complazco en informar y me emociona que hemos recibido la fe de vida de diez militares retenidos por las FARC», afirmó. Con las pruebas de vida, las FARC «están diciendo: estamos dispuestos a seguir negociando», interpretó Rodríguez Chacín.

Desde Bogotá, en tanto, se supo que el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, informó en rueda de prensa sobre la muerte de otro dirigente de las FARC, Iván Ríos, miembro del Secretariado de la organización insurgente.

Santos dijo que Rojas, el supuesto jefe de seguridad de Rios, habría llevado su mano derecha, la computadora y la identificación de Ríos a una unidad militar, diciendo que lo había matado ante el acoso y la presión de unidades militares del ejército que los cercaban.

Según Santos, desde el pasado 17 de febrero y por informes de inteligencia sobre el paradero de Ríos, tropas militares iniciaron un cerco en una zona del departamento de Caldas, en el noroccidente del país.

Según recordó AFP, por información que condujera a la captura de Ríos, el Departamento de Justicia de Estados Unidos ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.