Enfrentamientos dejan al menos 62 muertos en Iraq

En las últimas 48 horas la resistencia iraquí protagonizó enfrentamientos armados contra las tropas de ocupación y la policía

Autor:

Juventud Rebelde

BAGDAD. —Al menos 62 muertos y más de un centenar de heridos es el saldo de los enfrentamientos armados que en las últimas 48 horas protagonizó la resistencia iraquí contra las tropas de ocupación y la policía.

Tan solo en Basora han perecido 40 personas y otras 200 resultaron lesionadas, según una fuente local que aseguró que entre las víctimas hay civiles, pero también militares, notifica PL.

El ejército estadounidense, por su parte, ha aumentado el número de aviones de combate y helicópteros, los cuales sobrevuelan la zona desde el martes, según testigos.

Por su parte, el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, que se encuentra en esa localidad desde el lunes, advirtió a la insurgencia que tenía 72 horas para entregar las armas.

El clérigo chiíta Moqtada Sadr, líder de los combatientes, instó a Al Maliki a abandonar Basora y enviar una delegación parlamentaria para resolver «la crisis», informó la cadena de televisión Al Arabiya.

Anoche, muchas ciudades y pueblos en el sur iraquí fueron sometidos al toque de queda para evitar nuevas acciones en el ámbito de una escalada de la violencia en todo el país.

Sin embargo, agentes de la policía confirmaron que en la dirección meridional leales a al Sadr lograron controlar cinco vecindarios en Kut, y que en Hilla, combatían en medio de la localidad a las fuerzas de seguridad.

Combatiente del ejército Mahdi en Basora. Foto: AFP La policía reportó este miércoles una decena de muertos y 80 lesionados en el barrio capitalino de Ciudad Sadr, donde hubo enfrentamientos intensos entre el Ejército del Mahdi y las fuerzas gubernamentales.

Coincidiendo con el aumento de la resistencia y la violencia, George W. Bush se reunió, a puertas cerradas, con los jefes del Estado Mayor Conjunto del Pentágono para analizar la situación en Iraq. A la reunión asistieron el vicepresidente Dick Cheney, el jefe de staff de la Casa Blanca, Joshua Bolten; y el consejero de Seguridad Nacional, Stephen Hadley.

Según PL el Pentágono tiene previsto, antes de finalizar julio, retirar 16 000 efectivos de los 156 000 que mantiene en el país que ocupa desde marzo de 2003, cuando lanzó la invasión.

El lunes último Bush se reunió con el almirante William J. Fallon, quien dimitió de la dirección del Comando Central, encargado de las operaciones en Iraq y Afganistán.

Los enfrentamientos amenazan con quebrar un cese al fuego declarado por Sadr en agosto pasado. Ahora sus seguidores lanzaron una campaña de desobediencia civil, ordenando el cierre de comercios, universidades y escuelas, y él amenazó con una «revuelta civil» si continúan los ataques del ejército iraquí, dice Reuters.

Sin embargo, Luwaa Sumaisem, un importante asesor de Sadr, dijo a Reuters en la ciudad sagrada chiíta de Najaf que la tregua sigue vigente, y el jefe de la oficina de Sadr en Basora, Harith al-Ithari, anunció que el movimiento estaba negociando con Maliki (el Primer ministro) para poner fin a los combates y que «las cosas avanzan en la dirección de resolver la crisis».

Intensos tiroteos se reanudaron en la mañana del miércoles en cinco distritos de la ciudad tras una breve pausa. Ataques con morteros y cohetes sacudieron con regularidad puestos de control y bases iraquíes.

El mayor general Ali Zaidan dijo a Reuters que sus fuerzas mataron a más de 30 milicianos en el primer día de operaciones, que comenzaron el martes antes del amanecer. «La operación sigue y no parará hasta que consiga sus objetivos (...) Continúa en la misma escala que ayer», añadió.

Un funcionario de la Southern Oil Company dijo que la producción petrolera en la zona de Basora podría ser interrumpida si los combates continuaban por más de tres días.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.