Pobreza y ostracismo para viudas y huérfanos

La guerra solo les ha dejado falta de seguridad, prácticamente ninguna oportunidad de trabajo, y la imposibilidad de mantener a sus hijos

Autor:

Juana Carrasco Martín

Un poco de ayuda no basta para solucionar su soledad. Foto: Reuters Dicen que en Iraq hay más de un millón de viudas. Para la gran mayoría de ellas, las guerras le han propiciado ese desolador status. La caótica y desesperante situación del país ocupado le añaden otros sufrimientos: falta de seguridad, prácticamente ninguna oportunidad de trabajo, y la imposibilidad de mantener a sus hijos.

Como la atención del gobierno iraquí surgido de la ocupación está enfocada en la crisis política, que mantiene otro frente bélico étnico-confesional, y a Estados Unidos poco le interesan estos problemas provocados por una guerra que inició a base de mentiras y ya entró en su sexto año, sin que Bush pueda cantar victoria, estas mujeres son simplemente ignoradas.

Apenas la ministra de Asuntos de la Mujer, Nirmeen Toman, es la única que pronostica una crisis social que puede amenazar la próxima generación de iraquíes. Pero nada se hace...

En Iraq se ha ido acrecentando la crisis humanitaria y se reduce la habilidad de las personas para sobrevivir, mucho más a este vulnerable sector poblacional que carga sobre sus hombros la responsabilidad de los hogares sin padre, porque murieron en las guerras, en los bombardeos, en los enfrentamientos sectarios, o forman parte de una legión de prisioneros.

Recientemente, el subsecretario general para Asuntos Humanitarios de la ONU, John Holmes, apuntaba en una entrevista que había signos alarmantes de malnutrición entre el cuatro y el nueve por ciento de los niños hasta los cinco años de edad, y consideraba que debían sonar las campanas de alarma. Muchos de esos pequeños son huérfanos.

Se estima en cuatro millones los iraquíes que no tienen suficiente comida, solo el 40 por ciento tiene acceso a agua potable y un tercio de la población de 28 millones carece ahora de cuidados básicos de salud. Más de 1.26 millones han tenido que abandonar sus casas y son refugiados internos, mientras otros dos millones han huido a otros países.

Alguien dijo una vez que la situación de viudas y huérfanos era la tragedia silenciosa de un país en caos. Triste y real definición.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.