Alerta Ban Ki-moon sobre alarmante crisis alimentaria - Internacionales

Alerta Ban Ki-moon sobre alarmante crisis alimentaria

El Secretario General de la ONU destacó que podrían caer en la miseria unos cien millones de personas en los países de bajos ingresos Hoy, en la Mesa Redonda: La crisis mundial de los alimentos

Autor:

Juventud Rebelde

Convertir alimentos en gasolina empeora la situación. Foto: Reuters NACIONES UNIDAS.— Diversas organizaciones internacionales andan por estos días preocupadas por la creciente e imparable alza de los precios de los alimentos, que puede acarrear hambrunas en el mundo.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, alertó este lunes que la crisis creada por el encarecimiento de los alimentos podría significar un retroceso de varios años en la lucha mundial contra la pobreza, dice PL.

La rápida escalada de los precios de los alimentos ha alcanzado proporciones alarmantes, afirmó el Secretario General de la ONU en la ceremonia inaugural de la reunión de alto nivel del Consejo Económico y Social (ECOSOC).

El titular aprovechó la ocasión para citar datos del Banco Mundial según los cuales la crisis alimentaria, iniciada hace tres años, podría sumergir en la miseria a unos cien millones de personas en los países de bajos ingresos.

Ban señaló que el incremento de los precios de los víveres ha elevado de 500 a 700 millones de dólares el presupuesto que requiere el Programa Mundial de Alimentos (PMA) para sus operaciones de asistencia este año, al tiempo que lanzó un dramático llamado a la comunidad mundial a tomar medidas de emergencia a corto plazo para evitar que la hambruna se extienda a otras muchas regiones, y a satisfacer las necesidades más apremiantes de la población afectada.

La comunidad internacional necesitará actuar de manera urgente y concertada para evitar mayores implicaciones de esta crisis en los terrenos político y de seguridad, expresó Ban.

El Banco Mundial (BM), la Comisión Europea (CE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) se sumaron también a la preocupación y reconocieron las pésimas consecuencias que traería sacrificar alimentos para producir biocombustibles, lo que definitivamente conducirá al mundo a un aumento de la hambruna.

La alarma sonó durante una reunión de los siete países más industrializados (G-7), donde el BM reiteró que el hambre se está tornando grave y advirtió que miles de personas padecerán de inanición si los precios de los alimentos continúan subiendo.

Admitió que la crisis social causada por la inflación en los precios de los alimentos podrá desencadenar un conflicto de grandes proporciones en regiones de África, Asia y América Latina.

La pasada semana, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) reveló que los precios de los productos de la canasta básica para una familia promedio en América Latina aumentaron en 45 por ciento en los últimos nueve meses.

Asimismo, la CE abogó por eliminar cerca de 153 millones de dólares de subsidios para la producción de biocarburantes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.