Seguridad alimentaria en la mira del ALBA

Cumbre del ALBA apoya al Gobierno de Bolivia

Autor:

Juventud Rebelde

Destaca Chávez importancia del convenio suscrito la víspera por los países miembros. Lage acusa al injusto orden económico internacional. La Cumbre también demandó el apoyo latinoamericano al Gobierno de Bolivia

CARACAS.— El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, encomió el Acuerdo para la Implementación de Programas de Cooperación en materia de Soberanía y Seguridad Alimentaria, suscrito por los países miembros del ALBA la víspera, y lo consideró «punto de arranque» para la reunión dedicada al tema que tendrá lugar el 7 de mayo en Managua, reportó EFE.

«Venezuela se integra con Centroamérica para producir alimentos», enfatizó el líder bolivariano, quien también confirmó la asistencia de su ministro de Alimentación, Elías Jaua, a la cita ministerial previa.

En el encuentro de Managua, señaló el despacho, participarán los países miembros de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) y naciones del Caribe, incluida Haití, donde, enfatizó Chávez, hay gente «que se está muriendo de hambre... Estamos comprometidos, no podemos quedarnos de brazos cruzados».

Sus declaraciones tuvieron lugar a las puertas del Palacio de Miraflores, cuando despedía al presidente nicaragüense Daniel Ortega, y luego de la firma del Acuerdo y de una Declaración de apoyo al Gobierno de Bolivia y a la refundación, frente a los empeños separatistas de sus enemigos internos y externos.

Alerta de Lage

El sostenido encarecimiento de los alimentos y la responsabilidad de los países desarrollados fueron señalados, al intervenir en la Cumbre, por el vicepresidente cubano Carlos Lage, quien integra la delegación de la Isla junto a Esteban Lazo, también vicepresidente del Consejo de Estado.

Lage denunció que el origen de esa crisis está en un orden económico internacional injusto.

El dirigente cubano advirtió del negativo impacto que la situación tiene para amplios sectores de la población en las naciones pobres, resultado de una lógica capitalista donde importa la ganancia y no la satisfacción de las necesidades.

Mientras los industrializados destinan cerca del diez por ciento de sus recursos a la compra de alimentos, los pobres y subdesarrollados deben dedicar a ese fin hasta el 65 por ciento de sus ingresos. Por ello, añadió Lage, las economías de los países subdesarrollados no tienen respuesta para enfrentar ese escenario.

Sin embargo, las potencias desarrolladas cuentan con extraordinarios presupuestos dedicados a preparar guerras y llevarlas a cabo.

En ese sentido mencionó el caso de Estados Unidos, que destina cada año a esos objetivos unos 500 000 millones de dólares, a lo cual se suma el manejo irresponsable de la economía norteamericana, que está en recesión, refirió PL.

Una de las principales distorsiones está, además, en el hecho de que esa nación sostiene un enorme déficit fiscal que el propio Fondo Monetario Internacional (FMI) no permitió a ningún país del Tercer Mundo, abundó el Vicepresidente cubano.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.