Piden a Consejo de Derechos Humanos de ONU abordar crisis alimentaria

Nuevo relator para la alimentación Olivier de Schutter alerta que esta situación ha derivado en inestabilidad

Autor:

Juventud Rebelde

La crisis alimentaria abarca a todo el mundo. Foto: AP NACIONES UNIDAS.— El nuevo relator especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación, Olivier de Schutter, pidió al Consejo de Derechos Humanos del organismo que convoque a una sesión extraordinaria para abordar la actual crisis alimentaria.

De Schutter, quien asumió el jueves, consideró que esta situación es «una masiva violación del derecho al acceso a alimentos» y que por ello debe ser analizada por el organismo, que sesiona en Ginebra, Suiza, dijo Notimex.

En rueda de prensa en la sede de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, el experto confió en obtener el apoyo de un tercio de los 47 miembros del Consejo de Derechos Humanos, el mínimo requerido para convocar la reunión extraordinaria fuera de agenda.

«Es un asunto que trasciende barreras ideológicas y geográficas, es una crisis que no debe ser politizada, que interesa a todos los países», indicó el funcionario, quien sucedió en el cargo al suizo Jean Ziegler.

De Schutter señaló que la fecha ideal para la reunión extraordinaria sería el 22 o 23 de mayo, justo antes de la cumbre de alto nivel que auspiciará la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en Roma, Italia.

El relator especial confió en que el Consejo de Derechos Humanos se pronuncie sobre la crisis alimentaria —lo que hasta ahora no ha hecho— y muestre su respaldo a las recomendaciones hechas por organismos internacionales para paliar esta problemática.

Recordó que el Consejo fue establecido en 2006 para «contribuir, a través del diálogo y la cooperación», a la prevención de las violaciones de derechos humanos y para responder de manera inmediata «a las emergencias humanitarias».

En la actualidad, 854 millones de personas se encuentran en un estado de «inseguridad alimentaria», de las cuales el 60 por ciento vive en el África subsahariana y en el sur de Asia, subrayó.

Según estimaciones del relator de la ONU, el aumento en los precios de los alimentos, que han subido 83 por ciento en los últimos tres años, dejará a otros cien millones de personas en situación de «inseguridad alimentaria». Esta situación ha derivado en inestabilidad, acompañada a veces de violencia, en unos 40 países, sostuvo.

Al señalar los factores que inciden en la actual crisis alimentaria global, citó entre otros las políticas agrarias del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, y criticó a las naciones ricas que dan subsidios a sus agricultores, lo que dificulta la competencia de países menos desarrollados. También, el alza del precio de la energía, la incapacidad para hacer frente a la demanda, y las inversiones especulativas en algunos tipos de cultivos como el maíz.

Olivier de Schutter, un profesor de Derecho de la Universidad de Lovaina, en Bélgica, y profesor huésped de la Escuela de Derecho de la Universidad de Columbia, en Nueva York, dijo que las consecuencias de la crisis alimentaria «son inmensas», cuando los esfuerzos internacionales para reducir la pobreza mundial tienen un rezago de cinco a 10 años.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.