Camioneros europeos rechazan alza del combustible

Huelgas de transportistas derivaron en actos de violencia y en señales de desabastecimiento, que las autoridades locales intentan corregir

Autor:

Juventud Rebelde

Las acciones de protesta por el encarecimiento del combustible se extienden. Foto: AP MADRID, junio 9.— Varias huelgas de transportistas en Europa por el alza en los precios del combustible derivaron en actos de violencia y en señales de desabastecimiento, que las autoridades locales intentan corregir.

Según AP, estaciones de servicio en Madrid y en la región de Cataluña, al noreste de España, comenzaron a quedarse el lunes sin gasolina.

Hasta el momento, se cree que la huelga no tendrá un gran efecto en los mercados de alimentos de las ciudades hasta bien entrada la semana, pero no había casi movimiento de camiones pesados en la madrugada del lunes en Mercamadrid, principal mercado de alimentos al por mayor de la capital. El director general de Transporte por Carretera, Juan Miguel Sánchez, prometió que el Gobierno español garantizará los suministros de productos esenciales.

Tanto el paro como las protestas de piquetes de huelguistas provocaron un congestionamiento del tráfico a lo largo de varios kilómetros en los principales puestos fronterizos entre España y Francia, informó la Radio Nacional de España.

En imágenes de televisión descritas por Reuters, se veían camiones abandonados, con los parabrisas y las luces destruidos, y los neumáticos pinchados después de que algunos conductores trataron de desafiar la huelga.

El presidente del Gobierno español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, consideró por la tarde que «hay margen para la negociación» con los transportistas, mientras tenía lugar un segundo encuentro, reportó DPA.

El jefe del Ejecutivo consideró, en una reunión con el gubernamental Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que el camino de los paros no es el correcto, y llamó a los transportistas al diálogo.

También en Portugal los transportistas de camiones iniciaron una huelga contra la subida de la gasolina y el petróleo, lo que causa serios problemas de tránsito de norte a sur del país.

Centenares de camiones se encontraban estacionados al borde de carreteras. Una gran mayoría de los conductores de camiones que no se adhirieron al paro se habían concentrado en la frontera con España.

Más al este, en Francia, unos 200 camiones entorpecieron el tráfico vehicular sobre las cuatro autopistas del sur que llevan a Burdeos, provocando atascos de hasta 30 kilómetros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.