Ataque talibán a cárcel en Kandahar - Internacionales

Ataque talibán a cárcel en Kandahar

La acción causó la destrucción de la prisión, la muerte de 15 guardias y la liberación de unos 1 200 reclusos, entre ellos 350 talibanes

Autor:

Juventud Rebelde

El ataque dañó seriamente la cárcel de Kandahar. Foto: Reuters KANDAHAR.— Combatientes talibanes asaltaron la principal prisión de esta sureña ciudad afgana en la noche del viernes, volaron sus paredes, mataron a 15 guardias y liberaron a unos 1 200 reclusos, entre ellos 350 talibanes, reportó el diario The New York Times.

La cárcel fue seriamente dañada durante el ataque y según declaró el jefe del consejo provincial, Ahmed Wali Karzai, hermano del presidente Hamid Karzai, la acción «es muy peligrosa para la seguridad» porque entre los que escaparon están «comandantes talibanes y asesinos».

Un portavoz del Taliban, Qari Yousuf Ahmadi, dijo a su vez que el ataque a la prisión Sarposa fue llevado a cabo por 30 insurgentes en motocicletas y dos carros bombas para liberar a unos 400 talibanes, agregó la información.

El diario comentó que la incursión representa un enorme reto a la seguridad para las fuerzas afganas y de la OTAN que rodean Kandahar, que es la ciudad residencia del presidente Karzai, pero también la capital espiritual de los talibanes.

La ciudad está en situación precaria desde que en 2006 las fuerzas talibanes se concentraron en el cercano distrito de Panjwai, y aunque las fuerzas canadienses de la OTAN han luchado por asegurar el área, repetidamente las han enfrentado y los insurgentes han ganado terreno en la zona.

Afirma el diario que esto incrementa la presión sobre Karzai, quien está bajo creciente crítica —interna y externa— por su falta de liderazgo y su inhabilidad para dirigir el país. Esas críticas provienen incluso de los donantes internacionales que acaban de aprobar en esta semana una ayuda por 21 000 millones de dólares, pese a los problemas de seguridad y corrupción.

El ataque a la cárcel comenzó a las 9:20 de la noche del viernes, cuando dos camiones bombas explotaron a sus puertas y derribaron muros, permitiendo que un grupo armado de lanzagranadas y fusiles de asalto entrara y abriera las celdas.

La prisión Sarposa está situada en la parte oeste de Kandahar y los residentes a media milla de distancia en el centro de la población dijeron que las explosiones rompieron ventanas y se podían escuchar los disparos del combate hasta una hora después del estallido de las bombas.

Recientemente el reclusorio fue escenario de una huelga de hambre de unos 400 detenidos en protesta por su retención sin juicio, algunos desde hace dos años y otros con penas muy severas y sin derecho a apelarlas.

En esa protesta de mayo pasado, más de 40 prisioneros se cosieron los labios para demostrar su determinación, mientras unas 300 mujeres se manifestaron entonces frente a la prisión aduciendo la inocencia de sus familiares, detenidos durante operaciones militares, apuntó el diario.

AFP dijo que las fuerzas de seguridad afganas y los soldados de la OTAN han puesto en marcha una vasta operación para encontrar a los presos evadidos, y seis de ellos fueron detenidos el sábado en varias aldeas de los distritos aledaños de Zhari y Panjwayi, afirmó Munir Mangal, viceministro del Interior.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.