Negociarán Rusia y la Unión Europea Tratado de Cooperación

La primera ronda de negociaciones comenzará en Bruselas el 4 de julio. En tanto se prolongará la vigencia del acuerdo que venció a fines de 2007

Autor:

Juventud Rebelde

KHANTI-MANSISK, Rusia, junio 27.— Rusia y la Unión Europea acordaron este viernes negociar un nuevo Tratado de Asociación y Cooperación, un principio de aproximación política, pese al cual el mandatario anfitrión, Dmitri Medvedev, reiteró advertencias sobre la expansión de la OTAN y críticas al proyecto de escudo antimisiles estadounidense.

La primera ronda de negociaciones comenzará en Bruselas el 4 de julio, acordaron ambas partes en la ciudad petrolera de Khanti-Mansisk, Siberia, y resolvieron que en tanto se prolongará la vigencia del acuerdo que venció a fines de 2007, reportó ANSA.

Las negociaciones buscarán, dijo la declaración, «concluir un acuerdo estratégico» que abarque globalmente las relaciones entre Rusia y la UE, que deberá incluir los temas internacionales que involucran a ambas partes, y los aspectos directos de discusión bilateral, así como la extensión de la UE y la ampliación de la OTAN, que preocupan a Moscú.

La renovación del acuerdo entre las partes había sido bloqueado en 2007 por Polonia, descontenta con la negativa rusa a importar carne polaca por razones sanitarias, y más recientemente por Lituania, que reclama de Rusia el reinicio de los envíos de petróleo e indemnizaciones por la ocupación soviética desde el fin de la II Guerra Mundial hasta el desplome del socialismo europeo, a inicios de la pasada década.

Según La Voz de Alemania, un cuarto del abastecimiento de petróleo y gas europeo proviene de Rusia. La UE es a su vez, con 18 000 millones de euros por año, el mayor inversionista en Rusia y, con un volumen de 209 000 millones de euros por año, su principal socio comercial.

La de hoy fue la primera cumbre entre el presidente Medvedev, sucesor de Vladimir Putin, y la UE. Según la impresión inicial, hay un mejoramiento del clima entre las partes, si bien, dice AFP, funcionarios de la Comisión Europea afirmaron que «sobre comercio, energía y el escudo antimisiles, todas las discrepancias habituales se pusieron sobre la mesa, solo que sin la connotación agresiva que Putin ponía siempre».

La última etapa del mandato de Putin, quien es ahora primer ministro y quizá el hombre con más poder en Rusia, estuvo marcada por la resistencia de Moscú a la expansión de la OTAN y por el rechazo al escudo antimisiles de EE.UU., que prevé instalaciones de radar (en la República Checa) y de misiles antibalísticos (en Polonia).

Dicho plan fue definido por Medvedev como una «mala idea», porque no contribuye a promover la seguridad común europea, si bien, aclaró, «la puerta sigue todavía abierta al diálogo».

Rusia entiende que el plan expresa el expansionismo militar de EE.UU., que a su vez dice querer defenderse con esas bases en el centro europeo de presuntos misiles lanzados desde Irán y la República Popular Democrática de Corea.

El presidente ruso insistió en la crítica al proyecto, ante sus visitantes europeos: «Somos muy escépticos. Pensamos que esta idea es dañina y que no cumple un rol de participación en la seguridad global y del continente europeo».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.