Protestas populares opacan Cumbre del Grupo de los Ocho

Numerosas manifestaciones que cuestionaron las políticas del G-8 marcaron la jornada inaugural de la Cumbre en la isla japonesa de Hokkaido

Autor:

Juventud Rebelde

Las políticas del G-8 fueron cuestionadas durante manifestaciones populares en Sapporo, Japón. Foto: AP TOKIO, julio 7.— Las protestas contra la globalización, contra la pobreza, el desarrollo de la energía nuclear y el Grupo de los ocho países más industrializados del mundo, marcaron la jornada de este lunes en la isla japonesa de Hokkaido, donde precisamente se reúnen estas naciones para discutir durante tres días sobre el encarecimiento de los precios de los alimentos y los combustibles, la ayuda financiera a África y el cambio climático.

Cerca de 150 personas corearon consignas de manera pacífica en una zona de la prefectura Date, habilitada para que acampen los activistas, mientras otros clamaron por el respeto a las culturas indígenas, como los Ainu, de Japón, que recientemente fueron reconocidos como autóctonos por el Parlamento, dijo PL.

En tanto, un grupo intentó acercarse al Hotel Windsor Toya, ubicado en la cima de una colina en el norte de la isla nipona de Hokkaido, accesible solo por una carretera custodiada a cada paso por efectivos de seguridad o helicópteros. Antes de que pudieran alcanzar su objetivo, la policía los bloqueó con sus camionetas.

Luego de 30 minutos de tensión en el pueblo de Toyoura, los manifestantes se retiraron a su campamento, situado en la orilla opuesta del lago Toya, de diez kilómetros de diámetro, donde se celebra la Cumbre, reseñó PL.

Se espera que las protestas contra las políticas de las naciones más poderosas del mundo continúen hasta el miércoles en Sapporo, la capital de Hokkaido.

El sábado último cerca de cinco mil activistas salieron a las calles de esa ciudad, donde fueron arrestados tres manifestantes y un periodista.

Para evitar protestas violentas y posibles atentados, el gobierno nipón desplegó 20 000 agentes policiales apostados en diversos puntos de la isla.

Paralelamente y en contraposición a la reunión de los países más poderosos, la Cumbre de los Pobres, sesionará hasta el miércoles en Katibugu, Mali.

Durante la jornada de este lunes, el fórum exhortó a los países desarrollados a cumplir sus promesas con África y abandonar los actos publicitarios con ese tema vital.

Los participantes en el evento se pronunciaron además contra las distorsiones de la realidad política, económica y social que afectan a los países subdesarrollados en general.

En 2005, el G-8 se comprometió en su cumbre de Gleneagles, Escocia, a duplicar su ayuda a África de 25 000 a 50 000 millones de dólares para 2010, pero hasta ahora solo han sido desembolsados 3 000 millones de dólares, según la ONG One, creada por el cantante irlandés Bono, dijo AFP.

Igualmente, en 2007 el G-8 prometió 60 000 millones de dólares de ayuda a este continente para la lucha contra el sida, la malaria y la tuberculosis, aunque sin fijar ninguna fecha.

«Los gobiernos del G-8 son los primeros responsables del calentamiento climático y de la crisis alimentaria internacional que hacen estragos en el mundo», denunció Barry Aminata Touré, presidenta de la Coalición de Alternativas a la Deuda y el Desarrollo (CAD-Malí), a cargo de la organización de la séptima edición de este encuentro.

En la sesión plenaria que dio inicio a la asamblea anual del G-8 estuvieron presentes los gobernantes de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón y Rusia. Participaron además dignatarios de Australia, Brasil, China, India, Indonesia, México, Sudáfrica y Sudcorea, entre otros invitados.

Los líderes africanos invitados presionaron a sus colegas de los ocho países más ricos para que cumplan con sus promesas de ayuda al continente, donde el alza de los precios del petróleo y los alimentos causa estragos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.