Constitución ecuatoriana solo espera el voto del pueblo

Afirma el presidente Rafael Correa que esta es el acta de nacimiento de la patria nueva, altiva y soberana, solidaria y equitativa

Autor:

Marina Menéndez Quintero

Rafael Correa enlazado con Fernando Cordero, presidente de la Asamblea Constituyente, en un día de júbilo. Foto: AP MONTECRISTI, julio 25.— «Esta es el acta de nacimiento de la patria nueva, altiva y soberana, solidaria y equitativa; es un paso decisivo para iniciar nuestra segunda independencia», afirmó el presidente ecuatoriano Rafael Correa este viernes en la clausura de los trabajos de la Asamblea Constituyente, que pocas horas antes había aprobado el texto de la nueva Carta Magna. Pero será el pueblo quien le dé la aprobación final.

El presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, entregó el proyecto de nueva Constitución al Tribunal Supremo Electoral (TSE), que ya ha iniciado los preparativos para la consulta popular, prevista el 28 de septiembre. Solo después de obtener el voto mayoritario del pueblo, la nueva Constitución entrará en vigor.

El proyecto constitucional se aprobó a las 10 y 45 de la noche del jueves, hora local, con el respaldo de 94 asambleístas, mientras otros 32, miembros de la minoría opositora, votaban en contra. No hubo abstenciones, ni votos en blanco, pero cuatro representantes se ausentaron, reflejó PL.

Pocas horas después tuvo lugar la ceremonia de cierre de los trabajos, en medio de aplausos y banderas de Ecuador que inundaron la sala de sesiones del pleno de la Asamblea, donde se encontraban miembros del gabinete presidencial y unos 800 invitados, reportó el diario ecuatoriano El Comercio.

«Honramos la vida, buscamos la felicidad y el bienestar común», enfatizó el Presidente ecuatoriano al usar de la palabra en el acto, y en alusión a la «revolución constitucional» en marcha en su país, para cuya consecución resultará indispensable la nueva ley de leyes.

El documento tiene 444 artículos y es considerado como el instrumento jurídico que pondrá fin al neoliberalismo en Ecuador y sentará los cimientos del cambio.

La participación ciudadana en las estructuras del poder y el reconocimiento del agua y el entorno como recursos intocables de la nación, se encuentran entre los aspectos más descollantes del nuevo texto constitucional.

Mientras la Asamblea cerraba temporalmente sus labores, vecinos del centro de Montecristi organizaban una reunión para explicar la importancia del «sí» en el referendo de septiembre, y portaban carteles donde se leía «Sí al trabajo», «Vamos por el cambio», detalló el periódico.

Ahora la Constituyente entra en un receso legislativo que durará hasta que se proclamen los resultados del referendo. De ganar el «sí», la Asamblea se reunirá cinco días después de la proclamación de los resultados para designar una Comisión Legislativa y Fiscalizadora que cumplirá las funciones del Parlamento, en receso desde noviembre pasado.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.