Evo acusa a opositores de promover golpe de Estado

Los grupos de la oposición intentaron allanar la sede de la Policía en el departamento de Santa Cruz y hablan de tomar instituciones públicas

Autor:

Juventud Rebelde

Partidarios del gobierno boliviano hacen guardia para defender sus vecindarios de los grupos extremistas que organizaron el paro de 24 horas en cinco estados de ese país sudamericano. Foto: ABI LA PAZ, agosto 20.— El presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó a grupos de la oposición de promover un golpe de Estado, al atacar a la policía e intentar tomar instituciones públicas en Santa Cruz.

El mandatario reprobó las agresiones sufridas la semana pasada por agentes del orden por parte de agrupaciones violentas que intentaron allanar la sede de la Policía en el departamento de Santa Cruz, dijo PL.

Hay personas que van agrediendo, atacando, que van realizando acciones totalmente injustas; entonces siento que es una forma de no respeto a la población. Hablan de tomar instituciones y eso es prácticamente un golpe civil al Estado boliviano, apuntó.

En la ceremonia de entrega de inicio de obras de la Universidad Policial, el estadista aseveró además que ofender a esa institución y a su mando único, es descuartizar componentes del Estado y un intento de dividir al país.

Alertó que esos sectores que afrentan a la población y a las fuerzas del orden público son cada vez más reducidos, pero en igual medida más violentos y radicales.

Ante ese panorama, Morales reiteró la voluntad del Gobierno de hacer prevalecer el mando único de la Policía, cuya unidad no será afectada por los pretextos esgrimidos por la oposición para impulsar esas acciones.

A su turno, el jefe de la Policía, general Miguel Gemio, apuntó que no se permitirán más vejaciones contra los uniformados, como las recibidas por el ex titular de esa entidad en la región de Santa Cruz, Wilge Obleas.

Quiero decir con toda firmeza y sin dudar, que no permitiremos más ultrajes a nuestra institución y mucho menos el atropello a la investidura de autoridades y efectivos policiales, expresó.

Por otra parte, Juan Ramón Quintana, ministro de la Presidencia boliviana, condenó el bloqueo de carreteras en los departamentos de Pando, Beni y Santa Cruz, organizado por prefectos opositores y les recordó a sus organizadores que, tras 24 horas de un paro en esos territorios, la nueva medida solo traerá pérdidas para las regiones y sus pobladores.

En declaraciones a un canal privado de televisión, Quintana aplaudió la decisión de las autoridades de Chuquisaca (centro), que integran el llamado Consejo Nacional Democrático (CONALDE), de no sumarse a la huelga y adelantó que pese a la responsabilidad como Estado de garantizar vías expeditas, el Ejecutivo no intervendrá en los bloqueos de caminos para evitar enfrentamientos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.