Latinoamérica y el Caribe quieren construir sus modelos de desarrollo

Autor:

Juventud Rebelde

Con la celebración hoy del Seminario Internacional Terrorismo, Imperialismo y Organizaciones Internacionales inicia sus sesiones de debate y análisis la VII Cumbre Social por la Unión Latinoamericana y Caribeña, de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América

CARACAS, Venezuela.— Los pueblos, los parlamentarios y los gobiernos de América Latina y el Caribe asumen hoy el desafío más revolucionario de todos los tiempos: andan en busca de la solución a los graves problemas que se desprenden de la inconmensurable deuda social, enfrentan el fundamentalismo de la globalización, potencian la complementariedad y la solidaridad e intentan construir nuevos paradigmas de desarrollo para que el ser humano sea la base y el fin de ese mundo mejor posible, sin exclusión.

De esa gran responsabilidad habló este miércoles Ramón Carrizález, vicepresidente ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, al intervenir en la instalación de la VII Cumbre Social por la Unidad Latinoamericana y Caribeña, de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), acto que tuvo lugar en la Sala Ríos Reyna, del Teatro Teresa Carreño, enclavado en esta ciudad capital.

Luego de transmitir «un saludo muy cordial del Comandante Presidente Hugo Chávez» a los parlamentarios y representantes de movimientos sociales, sindicales e intelectuales de África, Asia, Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y el Caribe presentes en la Sala, Carrizález expresó que «la VII Cumbre encarna hoy una honda significación. No se circunscribió al ámbito de nuestro continente, que por sí era tema trascendente, sino que también consideró temas de interés mundial como el terrorismo como problema crucial para la paz, la participación de nuestros pueblos indígenas en el desarrollo endógeno, la lucha por la defensa de nuestros recursos naturales, el ambiente y la soberanía de nuestros pueblos».

Hoy, al inaugurar la VII Cumbre transitamos el camino de la participación ciudadana para el análisis, junto a nuestros hermanos invitados, de las soluciones a nuestras problemáticas, a nuestros modelos de desarrollo, con rostros humanos, a nuestra apuesta por un futuro de unidad en la diversidad, expresó.

Especial es para Venezuela el momento en que se celebra esta Cumbre, y para la región también, toda vez que el imperialismo apuesta con todo por la desestabilización de los procesos revolucionarios que tienen lugar en cada uno de nuestros países. Sirvan de ejemplos las acciones contra el presidente Evo Morales y su pueblo, como también los nuevos intentos de golpe de Estado y magnicidio contra el presidente Chávez, sin pasar por alto el férreo bloqueo norteamericano contra la Isla por más de cuatro décadas.

La senadora mexicana María de los Ángeles Moreno, secretaria de Comisiones del Parlamento Latinoamericano —uno de los organizadores de este foro—, saludó la nueva oportunidad de «poder dialogar, intercambiar ideas y experiencias y encontrar propuestas conducentes a una más amplia e inteligente operación entre nuestros países, en este presente lleno de incertidumbres económicas y amenazas globales que se expresan de diversas maneras».

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.