Satélite venezolano garantiza independencia tecnológica - Internacionales

Satélite venezolano garantiza independencia tecnológica

El lanzamiento exitoso del satélite Venesat I Simón Bolívar permitirá el desarrollo de programas de telemedicina y educación a distancia con la colaboración de otros países latinoamericanos

Autor:

Juventud Rebelde

El lanzamiento exitoso del satélite Venesat I Simón Bolívar, seguido en vivo por millones de venezolanos, constituye hoy otro paso hacia la independencia tecnológica de este país suramericano y como apoyo a proyectos integracionistas en América Latina, destaca la agencia Prensa Latina.

Tendrá un uso social para brindar servicios a localidades remotas que hoy no los reciben, precisó el jefe del programa, Luis Holder, desde la planta de operaciones y estación terrena principal en El Sombrero, en el central estado de Guárico, a más de 400 kilómetros al sur de Caracas.

Cuando América Latina observa el esfuerzo de los venezolanos por poner en órbita un satélite, se darán cuenta de que damos pasos en firme para el desarrollo de nuestros pueblos, afirmó Holder a este medio.

Obra de la cooperación chino-venezolana, que significó la preparación de unos 90 profesionales del país suramericano en especialidades aeroespaciales, el Simón Bolívar estará ubicado en la órbita hemisférica 78-Oeste, cedida por Uruguay.

A una distancia de 36 mil kilómetros de la tierra en una posición geoestacionaria, el satélite permitirá el desarrollo de programas de telemedicina y educación a distancia con la colaboración de otros países latinoamericanos.

En opinión de Holder, no se trata de recuperar a toda costa la inversión de 406 millones de dólares en el satélite, porque la vida humana no tiene precio, señaló.

Al comentar sobre las posibilidades de otros países para acceder al Simón Bolívar, respondió que dependerá de la suscripción de acuerdos bilaterales.

En el marco de la cooperación Sur-Sur, continuó, Venezuela está dispuesta a avanzar con las naciones que así lo requieran, sin tener -aclaró- un interés comercial.

Holder adelantó que las transmisiones satelitales de telemedicina permitirán salvar vidas en Haití, uno de los países más pobres de la región.

El lanzamiento de Venesat I, el primero de Venezuela y el cuarto país en la región en conseguirlo (ya lo tienen México, Brasil y Argentina), fue presenciado por los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Venezuela, Hugo Chávez, desde la estación de respaldo ubicada en Luepa, en el estado de Bolívar.

Chávez consideró que la puesta en órbita del satélite constituye un hecho histórico que consolidará la independencia de la región.

Para muchos, el satélite dará un impulso concreto a la formación de médicos en Venezuela, los que en su mayoría estudian en programas asociados a la misión Barrio Adentro, que con la colaboración de especialistas cubanos atienden a 17 de los más de 28 millones de venezolanos.

Venesat 1 también dará un impulso a la municipalización de la enseñanza superior, una modalidad en la que estudian ya más de tres millones de jóvenes, hasta hace muy poco privados de acceder a universidades tradicionales.

El satélite transmitirá en bandas C (radio y televisión), KU (transmisión de datos e Internet de alta velocidad) y KA (televisión digital), aunque inicialmente se empleará para el tránsito de datos.

Las bandas C y KU beneficiarán a países de Centroamérica, Caribe y Suramérica y la KA solo será para uso venezolano.

El general de brigada Antonio José Núñez, comandante de la base área Manuel Antonio Ríos (BAMARI), descartó usos militares del satélite venezolano.

No hay proyectos al respecto, aseguró el jefe de esa instalación, donde se encuentran los controles terrenos principales del artefacto lanzado al espacio desde China.

En BAMARI se halla el centro de control satelital, desde donde se realizarán todas las maniobras necesarias para mantener al Simón Bolívar en su lugar espacial, un trabajo que requiere de las 24 horas del día.

Yelitza Cabrera, ingeniera electrónica y una de las responsables del control, dijo que tendrán una retroalimentación del satélite, para de esta forma estar constantemente chequeándolo.

La base terrena consta de nueve antenas satelitales receptoras, siete principales y dos en período de prueba. De las siete principales, una será la encargada de recibir los datos emanados por el satélite.

La controladora satelital María Fernanda Guarirapa indicó que el plato o circunferencia de la antena principal mide 13 metros de diámetro, a través del cual se recibirán datos del estado de Venesat I y para el envío de telecomandos.

En caso de fallos en el centro principal, la joven ingeniera destacó que de inmediato la estación de respaldo que se encuentra ubicada en Luepa, en el sureño estado de Bolívar, pasará a suplantar sus funciones para garantizar el óptimo funcionamiento del satélite Simón Bolívar, concluye este medio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.