Tributo a Yasser Arafat en la capital cubana - Internacionales

Tributo a Yasser Arafat en la capital cubana

Al cumplirse cuatro años de la muerte del líder árabe, infatigable defensor de la independencia de su pueblo, fue recordado en la sede de la Embajada del Estado de Palestina en la Isla

Autor:

Luis Luque Álvarez

La vida del extinto líder palestino Yasser Arafat, dedicada a la causa de la independencia de su pueblo —asignatura bochornosamente pendiente para la comunidad internacional—, recibió un tributo de recordación este martes en la sede de la Embajada del Estado de Palestina en Cuba, al cumplirse cuatro años de la muerte del renombrado dirigente árabe.

El embajador palestino en Cuba, Akram Samhan, y el presidente de la Asociación de Amistad Cubano-Árabe, doctor Rodrigo Álvarez Cambra, colocaron una ofrenda floral ante el monumento que honra la memoria de Arafat, en acto que contó con la presencia de autoridades cubanas y representantes del cuerpo diplomático acreditado en la Isla.

«Extrañamos a Yasser Arafat —expresó Samhan—, que dirigió a sus primeros compañeros de lucha a iniciar la lucha armada; que transformó la causa del pueblo palestino de un asunto de refugiados en toda una causa de liberación nacional».

Asimismo, recordó al que fue combatiente en Jerusalén, en la batalla de Karameh, en Beirut; al que ejerció el liderazgo de la Organización para la Liberación de Palestina; al que buscó la unidad nacional; al que fue respetado y admirado por los dirigentes mundiales, y al «árabe legítimo», comprometido con los movimientos de liberación nacional de la gran nación árabe.

Arafat nació en 1929 y falleció en un hospital parisino el 11 de noviembre de 2004. Desde 2001, y hasta que a finales de 2004 el presidente galo Jacques Chirac gestionó su traslado a Francia para que recibiera atención médica especializada, vivió confinado en su cuartel de la Muqata, en la ciudad cisjordana de Ramala, rodeado por las tropas israelíes, mientras el entonces primer ministro sionista, Ariel Sharon, intentaba apagar con sangre el levantamiento del pueblo palestino contra la presencia militar de Israel en los territorios de Gaza, Cisjordania y Jerusalén oriental.

El cuerpo de Arafat fue inhumado en tierra llevada desde Jerusalén hasta la Muqata de Ramala, donde hoy reposa. Todavía los palestinos sufren la ocupación israelí en Cisjordania y en el este de la Ciudad Santa, mientras millones de refugiados aguardan en varios países para retornar a la que un día fue su patria.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.