Acuerda la Unión Europea plan anticrisis

La cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea dio su total respaldo al plan preparado por la Comisión Europea para enfrentar la crisis financiera global

Autor:

Juventud Rebelde

La búsqueda de empleo da trabajo a los europeos. Foto: Reuters BRUSELAS.— La cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea dio este viernes su total respaldo al plan preparado por la Comisión Europea (brazo ejecutivo del bloque) para enfrentar la crisis financiera global, proyecto que destinará el 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB) comunitario, equivalente a unos 200 000 millones de euros, al relanzamiento de la economía europea.

Según ANSA, el jefe del Estado francés, Nicolas Sarkozy, presidente de turno de la UE, dijo que los líderes europeos «están absolutamente de acuerdo en cuanto a la gravedad de la crisis y sobre el plan de relanzamiento económico presentado por la Comisión Europea, que equivale al 1,5 por ciento del PIB».

El mandatario galo agregó que aún teniendo en cuenta el impacto de la crisis financiera global, «el pacto europeo de estabilidad y crecimiento —que establece un límite del tres por ciento en el déficit público—sigue estando vigente».

Por su parte, el primer ministro británico, Gordon Brown, subrayó que el mensaje principal surgido de la cumbre UE era el del «consenso» y la «unidad», y que una vez implementado el plan, «será necesario involucrar también al gobierno estadounidense de Barack Obama, cuando asuma el poder, para enfrentar juntos la crisis global».

Otro de los puntos de la cumbre fue la aprobación de un paquete de protección climática, que da luz verde a la búsqueda de ambiciosos objetivos, pero que también contempla excepciones y que por ello no contentó a todos. El documento, refiere la agencia alemana DPA, prevé el reparto de las cargas millonarias que deberán asumir los Estados e industrias para cumplir el objetivo de reducir la emisión de gases de efecto invernadero en un 20 por ciento hasta 2020.

Sin embargo, el texto contempla excepciones para sectores con un alto consumo de energía. Las empresas que pertenecen a esta categoría podrán recibir gratuitamente derechos de emisión si están utilizando en ese momento las técnicas que permiten la menor contaminación posible.

Los productores de energía tendrán que comprar en subasta al menos el 30 por ciento de sus derechos de emisión, y «no más tarde de 2020», el cien por ciento. Para Polonia y otros países europeos del este con anticuadas centrales eléctricas de carbón, se prevén repartos especiales, anunció Sarkozy.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, defendió especialmente los intereses de la industria alemana e impuso que las medidas no hagan peligrar los puestos de trabajo en su país, algo que ocurriría si las grandes empresas se vieran perjudicadas frente a sus competidoras con reglas más laxas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.