ONU autoriza uso de su fuerza militar contra rebeldes

Por primera vez los efectivos de la Misión de la ONU en ese país africano reciben instrucciones para contener la rebelión contra el gobierno de Kinshasa

Autor:

Juventud Rebelde

Cascos azules uruguayos cerca de Goma. Foto: AP NACIONES UNIDAS, diciembre 22.—El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas autorizó este lunes a sus cascos azules en la República Democrática del Congo (RDC) el enfrentamiento contra los grupos rebeldes que operan en el oriente del país africano, informó PL.

En una resolución adoptada unánimemente por sus 15 integrantes, el Consejo estipula que los efectivos de la Misión de la ONU en la República Democrática del Congo (MONUC) pueden actuar de manera independiente contra los grupos rebeldes armados que amenacen a los trabajadores humanitarios o al personal del organismo internacional.

Esta es la primera vez que los efectivos de la MONUC reciben instrucciones para contener la rebelión que desde septiembre último emprenden el Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), liderados por el ex general tutsi, Laurent Nkunda, contra el gobierno de Kinshasa.

Igualmente, la resolución 1856 extiende el mandato de la misión, que expira a finales de este mes, hasta el 31 de diciembre del 2009, y autoriza la permanencia hasta esa fecha de más de 19 815 efectivos militares, 760 observadores militares, 391 policías y 1 050 agentes formados para unidades de policía, dijo AFP.

Hasta el momento, los 17 000 efectivos de la MONUC se encargaban sin éxito de proteger a la población civil y a las operaciones de ayuda humanitaria, en medio de los enfrentamientos entre tropas del gobierno y grupos rebeldes en Kivu Norte, Ituri y Kivu Sur.

El comando MONUC reforzado será emplazado en la región oriental para impedir los intentos de cualquier grupo armado extranjero o congolés de poner en peligro los procesos para un arreglo del conflicto en la región oriental de la RDC.

La Misión deberá mejorar la seguridad para auspiciar el regreso voluntario de los refugiados y desplazados por los últimos enfrentamientos.

El Consejo subrayó que uno de los principales obstáculos para la paz en los Kivus es la presencia del grupo rwandés hutu Frente de Liberación de Rwanda, que incorpora a algunos participantes en el genocidio de 1994 en ese país. Con anterioridad, la ONU había denunciado que el gobierno de Rwanda apoyaba a los rebeldes del CNDP con el reclutamiento de efectivos, asesoramiento militar y logística.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.