Franja de Gaza: Más niños palestinos muertos durante agresión israelí

Suman 537 las víctimas de la invasión. Israel no puede vencer a HAMAS, afirma publicación británica especializada

Autor:

Juventud Rebelde

Niña palestina herida en Gaza es llevada al hospital Al Shifa. Foto: Getty Images GAZA.— El segundo día de la invasión terrestre israelí a la Franja de Gaza trajo el lunes la muerte a por lo menos 29 palestinos, entre ellos 17 niños, mientras la presión diplomática internacional parecía no conseguir avances de cara a un alto el fuego, reportó DPA.

Según fuentes médicas palestinas, la mayor parte de las víctimas pertenecía a tres familias, mientras que también murieron otros cuatro civiles cuando una granada alcanzó una comitiva fúnebre.

La operación de tierra y los ataques aéreos que le precedieron durante más de una semana en la operación Plomo Fundido, suponen ya la intervención militar israelí más sangrienta llevada a cabo en los territorios palestinos, con 537 muertos y 2 600 heridos, según la autoridad sanitaria de Gaza, citada por la agencia alemana de prensa.

Pese al baño de sangre sin precedentes, uno de los máximos líderes del Movimiento de Resistencia Islámica (HAMAS, que controla la Franja desde hace año y medio), Mahmud al Zahar, se mostró convencido de que su organización alcanzará la victoria y «derrotará a Israel al final».

También un portavoz del grupo armado Yihad Islámica amenazó con ataques a los soldados: «Miles de guerreros están dispuestos en las calles y callejones para atacar y vencer a las fuerzas enemigas. La verdadera lucha no ha comenzado todavía. Comenzará cuando los soldados israelíes penetren en las calles de las ciudades».

Residentes locales indicaron que los tanques entraron al barrio Zaytoun desde la base que establecieron en las antiguas instalaciones del asentamiento judío Netzarim, al sur de la ciudad. Los israelíes ocuparon una colina desde la cual se divisa toda la zona. Asimismo, avanzaron hacia el este del densamente poblado campamento de refugiados de Jebalia, en el norte. Aviones de guerra F-16 volaron sobre Ciudad de Gaza y atacaron varios objetivos mientras continuaba la batalla, indicaron fuentes palestinas.

Una delegación de la Unión Europea, liderada por el Alto Representante para la Política Exterior, Javier Solana, mantuvo conversaciones el lunes con la cúpula política de Israel, en las que exigió un alto el fuego inmediato, pero la ministra de Relaciones Exteriores israelí, Tzipi Livni, dijo que los combates continuarán, con el objetivo de «cambiar la ecuación de seguridad» entre Israel y la organización islamista. «Si Israel es atacado, devolverá el golpe», afirmó, apelando al «derecho a la legítima defensa».

En la sede de la ONU en Nueva York, se reunieron ministros de Exteriores de varios países árabes para negociar una resolución que cuente con la aprobación de EE.UU. El canciller palestino, Riyad al Malki, instó al Consejo de Seguridad a aprobar una resolución de alto el fuego «inmediato y permanente» en la zona.

Pese a los intensos ataques israelíes, grupos palestinos continuaron lanzando proyectiles caseros contra Israel. Según la policía sionista, a lo largo del día impactaron 24 cohetes Qassam de fabricación artesanal en territorio israelí, algunos de ellos en áreas de las ciudades de Sderot y Ashquelón.

Entretanto, los canales televisivos Al Jazeera, de Qatar, y Al Arabiya, de Dubai, citados por AFP, informaron de la muerte de tres soldados israelíes en los combates del lunes, mientras que HAMAS dijo haber ultimado a diez efectivos.

Según un reporte de AFP, la revista británica especializada en temas militares, Jane’s, estimó que una victoria de Israel sobre HAMAS «no es posible» en la Franja de Gaza, «por tanto, la situación de la seguridad en el sur de Israel y en Gaza no mejorará, ni tan siquiera a largo plazo», juzgó David Hartwell, un analista especializado en Oriente Medio.

«Israel estima probablemente que aún dispone de entre una semana a diez días para terminar sus operaciones en Gaza, dado el tiempo que se ha necesitado para que las presiones internacionales hayan alcanzado el punto en que un compromiso (diplomático) sea considerado necesario», agregó. «Sin embargo, Israel deberá mostrar resultados tangibles para justificar ante la población israelí el costo en vidas y dinero», señaló Hartwell.

Los milicianos de HAMAS «están combatiendo duramente y nosotros no logramos todos nuestros objetivos», dijo por su parte a la agencia italiana ANSA el capitán Doron Spielman, vocero militar israelí.

También el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, afirmó que las operaciones «funcionan» según los planes, pero no todos los objetivos fueron alcanzados, por lo que «continuará» la ofensiva.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.