Crece riesgo de indigencia y desocupación en Europa

El hambre azota a 963 millones de personas en el mundo y la cifra se incrementa cada día, dice Brian Thompson, un alto funcionario de la FAO

Autor:

Juventud Rebelde

ESTRASBURGO, marzo 25.—La crisis económica mundial «está creando indigencia y condiciones duras» y la desocupación «crece y seguirá creciendo», advirtió este miércoles el presidente de la Comisión de la Unión Europea, José Manuel Durao Barroso, en una presentación ante el Parlamento europeo.

«La desocupación debe ser nuestra primera, primerísima preocupación», dijo Barroso, quien se mostró «desilusionado» por la decisión de confiar a los representantes de la troika europea, en lugar de los gobernantes de la UE, la reunión sobre el empleo, prevista para el 7 de mayo.

«La Comisión quiere lanzar el 7 de mayo un mensaje fuerte y auspicia que el encuentro sea abierto para que todos los líderes europeos que quieran participar puedan hacerlo», dijo Barroso, y agregó que la crisis se está convirtiendo en «verdaderamente maciza», reportó ANSA.

Sostuvo también que son cada vez «mayores las convergencias» entre la UE y Estados Unidos para afrontar la crisis mundial, por lo cual expresó su «confianza» en el éxito de la reunión del G-20, prevista el 2 de abril en Londres, en la que los europeos van con un mensaje unificado.

ANSA también informa de las declaraciones realizadas en Milán por un alto funcionario de la FAO, Brian Thompson, en el seminario «Más tecnología, seguridad y calidad, menos hambre en el mundo», donde dijo que el hambre azota a 963 millones de personas y el dato empeora día a día.

Una de las zonas más afectadas, recordó Thompson, es el África subsahariana, «donde se encuentran 15 de los 16 países en que la población hambrienta supera el 35 por ciento».

El agravamiento del problema, según quienes intervinieron en el seminario, se debe a los cambios climáticos, el aumento de los precios y los despilfarros en la cadena de producción alimentaria, debido a deficiencias tecnológicas en la conservación y distribución de los productos.

La Organización de la ONU por el Desarrollo Industrial (ONUDI) calcula que las pérdidas tras la cosecha en los países en vías de desarrollo pueden llegar al 60 por ciento para las frutas y las verduras y al 40 por ciento para el trigo; y en algunos países subsaharianos, entre el 35 y el 50 por ciento de la producción total.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.