Celebran en Venezuela aniversarios de la UJC y la Organización de Pioneros José Martí

Jóvenes colaboradores de las diferentes misiones sociales festejaron este sábado los aniversarios 47 y 48 de la UJC y la OPJM, respectivamente

Autor:

Por su ejemplar desempeño como joven colaborador de la misión médica cubana, Yordany Téllez Esquivel, técnico –y jefe— en el Área de Salud Integral Comunitaria (ASIC) Palotal, recibió diploma de reconocimiento de manos de Roberto Soto Benavides, funcionario de la Embajada de Cuba en Venezuela. PALOTAL, Valencia.—Los más de 16 000 jóvenes colaboradores cubanos que prestan sus servicios en la hermana República Bolivariana de Venezuela, como integrantes de las diferentes misiones sociales, ratificaron aquí su voluntad de seguir el ejemplo de Maceo, Agramonte, los ocho estudiantes de Medicina, Martí, Panchito Gómez Toro, Mella, Villena, Pablo de la Torriente Brau, Guiteras, Camilo, Abel, los jóvenes internacionalistas que les antecedieron, Che, los Cinco, Raúl y Fidel, entre otros, «hombres todos que se han convertido en gigantes morales y paradigmas de las nuevas generaciones y de estos tiempos».

Así lo hizo saber este sábado 4 de abril, Arley Santana Rodríguez, miembro del Grupo de Trabajo Nacional de la colaboración cubana en Venezuela, al pronunciar las palabras que sirvieron de clausura a una jornada intensa de actividades políticas, culturales, recreativas y deportivas que por casi quince días se realizó en todos los estados de la nación bolivariana para conmemorarán los aniversarios 47 y 48 de la Unión de Jóvenes Comunistas y la Organización de Pioneros José Martí, respectivamente.

Estar lejos de la Patria no significó en modo alguno un pretexto para pasar por alto tan especial celebración. Hasta este sábado los jóvenes colaboradores de la Isla protagonizaron más de un trabajo voluntario, festivales deportivos, encuentros con la historia, exposiciones sobre el quehacer de las diferentes misiones sociales, intercambios con la comunidad, así como la necesaria reflexión para evaluar su desempeño como activos integrantes de un gran frente de batalla que lleva sobre sus hombros la gran responsabilidad de acompañar a la Revolución Bolivariana y el proceso de construcción del socialismo del Siglo XXI, bajo el liderazgo del presidente Chávez.

«Desde el inicio de la Misión Barrio Adentro y hasta la fecha se han salvado 933 434 vidas; 3 424 668 practicantes sistemáticos se han beneficiado con el programa Barrio Adentro Deportivo; desde el inicio de la Misión Educativa en el año 2003 se han logrado alfabetizar 1 652 337 hermanos venezolanos, y ya en el año 2005 Venezuela se declaraba Territorio Libre de Analfabetismo...»

De esos y otros muchos resultados, pero sobre todo lo que falta por hacer, habló también Santana Rodríguez, para demostrar con hechos contundentes lo que han significado las misiones sociales en estos casi seis años de solidaridad, en tiempos nuevos para los pueblos de América Latina, e hizo un llamado a que «no olvidemos nunca nuestras raíces, ni nos dejemos guiar jamás por los cantos de sirena; (...) un verdadero revolucionario se debe por entero a su Patria».

El acto central nacional por el 4 de Abril se realizó en el Área de Salud Integral Comunitaria (ASIC) Palotal, única con la condición de excelencia en los servicios médicos en toda Venezuela, y con un trabajo ejemplar de sus jóvenes.

En nombre del Grupo de Trabajo Nacional de las organizaciones políticas, la Embajada de Cuba en Venezuela y las misiones sociales, Palotal recibió un hermoso diploma que acredita el reconocimiento mayor «por la excelencia de sus servicios médicos, la entrega permanente y elevado espíritu de consagración de cada uno de sus integrantes, en el cumplimiento de sus deberes como internacionalistas».

Reconocimientos hubo además para un grupo de jóvenes destacados de las diferentes misiones sociales, quienes sobresalieron en esta último año de trabajo por su destacado comportamiento en lo humano, lo profesional y lo moral.

Hubo en Palotal espacio para todo y para todos. Música, poesía, repentismo, baile y hasta deporte. Actores del grupo de teatro Escambray, los repentistas Irán e Idalberto y las agrupaciones Jóvenes Clásicos del Son y Jelengue le dieron un auténtico toque de cubanía a la celebración. No menos disfrutable fue el arte que vino de los propios colaboradores, con el verso encendido del doctor Higinio y la trova de siempre en las voces de los jovencitos Sandor y Yilena.

Por si no bastara, y como demostración de que fue este 4 de Abril en Venezuela otro momento para afianzar nuestros lazos de unidad y hermandad, Luis Negrín, estudiante venezolano del Programa de Medicina Integral Comunitaria (MIC), echó mano de Cuba es un paraíso, del cantor Alí Primera.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.