Talibanes atacan base alemana en Afganistán - Internacionales

Talibanes atacan base alemana en Afganistán

El ataque se produjo en la norteña localidad afgana de Kunduz, justo cuando aterrizaba la canciller alemana, Angela Merkel, quien llegó en visita sorpresiva al país centroasiático

Autor:

Juventud Rebelde

KABUL, abril 6.— Los talibanes se responsabilizaron este lunes por el lanzamiento de 15 cohetes contra la base del contingente alemán de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), dependiente de la OTAN, en la norteña localidad afgana de Kunduz, en el momento en que aterrizaba la canciller alemana, Angela Merkel, que llegó en visita sorpresiva al país centroasiático.

Según EFE, los insurgentes, en su página web, aseguraron haber causado algunas víctimas con el ataque, aunque no ofrecieron cifras.

La versión de los talibanes contradice a la del Ministerio alemán de Defensa, que aseguró que el campamento de Kunduz fue atacado con tan solo dos misiles, y 20 minutos después de que Merkel lo abandonara.

Berlín negó que se registraran víctimas a causa del ataque, en tanto que fuentes policiales y gubernamentales afganas consultadas por EFE dijeron desconocer el suceso. Los talibanes también se atribuyeron la muerte de 21 soldados alemanes en otro ataque anterior en Kunduz, aunque no especificaron qué día.

Alemania mantuvo que la pasada madrugada se registró un ataque con disparos contra una patrulla germana en las obras de cons-trucción de un puente, a unos siete kilómetros de su base, aunque no se registraron víctimas.

Los insurgentes, que concentran su actividad armada en el tercio meridional del país, acostumbran a informar diariamente de la muerte de decenas de tropas y fuerzas de seguridad en su página web, que sufre cierres constantes y aparece en nuevos dominios de la red.

De un total de 3 800 efectivos en el país invadido en 2002, Alemania tiene 700 soldados en Kunduz, donde este año se han perpetrado varios ataques, pese a ser considerada una región relativamente «tranquila».

Tras abandonar Kunduz, la canciller alemana se dirigió a Masar-i-Sharif, donde las tropas alemanas tiene su cuartel general. Allí, Merkel subrayó que «Afganistán requiere una fuerte presencia militar alemana, aún por varios años más», según la citó DPA.

La visita de la gobernante llega después de la cumbre de la OTAN en Kehl y Estrasburgo, que sentó las bases de la nueva estrategia aliada en Afganistán y en la que sus países miembros respaldaron a Washington y se comprometieron a enviar 5 000 efectivos más.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.