El MNOAL puede contar con Cuba para alcanzar sus nuevos objetivos - Internacionales

El MNOAL puede contar con Cuba para alcanzar sus nuevos objetivos

Afirmó el Ministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, al dirigirse a los participantes en la sesión inaugural de la Reunión de Altos Funcionarios de la cita ministerial del Buró de Coordinación del MNOAL que inició este lunes en el Palacio de Convenciones de La Habana Especial de JR sobre el MNOAL

Autor:

Juventud Rebelde

Distinguidas delegadas y delegados:

En nombre de nuestro pueblo y gobierno, les doy la más cordial bienvenida a La Habana y les deseo una fructífera estancia en nuestro país.

Los recibimos después de casi tres años de celebrada en este mismo lugar la histórica XIV Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, en septiembre de 2006. En esa ocasión, renovamos nuestro firme compromiso con la revitalización y el fortalecimiento del Movimiento de Países No Alineados como foro de concertación política de los países del Sur. Adoptamos también, importantes decisiones que han orientado nuestro trabajo de los últimos tres años.

La “Declaración sobre los propósitos y principios y el papel del Movimiento de Países No Alineados en la coyuntura internacional actual”, aprobada por nuestros líderes el 16 de septiembre de 2006, que estableció las pautas para enfrentar los desafíos y amenazas que afectan a la humanidad, y en particular a los países no alineados, marcó un hito en la proyección del movimiento Junto a los principios fundacionales de Bandung, el documento adoptado en La Habana se ha convertido en guía permanente de los países no alineados, y en confirmación de la vigencia de los propósitos que promueve nuestra concertación política.

Podemos afirmar que se consolida nuestro papel en las relaciones internacionales. Participamos activamente en los principales debates y en los procesos de decisión en diversos foros multilaterales. Estamos en mejores condiciones para defender los intereses de los pueblos del Sur. Entre los principales resultados de estos tres años, se pueden mencionar los siguientes:

Se ha consolidado y hecho más efectiva la coordinación y concertación de posiciones de los países no alineados con relación a temas clave en la agenda de las Naciones Unidas. Las decisiones del Buró de Coordinación y sus Grupos de Trabajo, en Nueva York, tienen cada vez mayor alcance e impacto. Se han negociado y adoptado desde la celebración de la XIV Cumbre hasta la fecha, 26 Declaraciones del Buró de Coordinación sobre diversos temas de particular interés para los países no alineados. Se han fortalecido los vínculos y la coordinación de posiciones del Movimiento con otras agrupaciones del Sur, especialmente con el Grupo de los 77 y China. La identificación de espacios comunes de negociación y acción ha permitido que el Comité de Coordinación Conjunta, entre ambas agrupaciones, defienda las posiciones de los países en desarrollo en ámbitos tales como la coherencia del sistema y la reforma de las Naciones Unidas. La experiencia de los últimos tres años indica la necesidad de no limitar el alcance del Comité de Coordinación Conjunta a Nueva York. Sería útil extenderlo a otras sedes multilaterales, siempre que sea posible, en función del fortalecimiento de la unidad y capacidad de acción de los países en desarrollo. Se ha consolidado la actuación del Movimiento en otras sedes multilaterales. Se restableció el funcionamiento efectivo del Movimiento, luego de más de dos décadas de inactividad, en la UNESCO. Se amplió y profundizó el ámbito de sus actividades en Ginebra. Hoy el Movimiento se encuentra activo en las labores del Consejo de Derechos Humanos, la Organización Mundial de la Salud, la Organización Internacional del Trabajo y los diversos foros sobre Desarme. Se fortaleció su actuación en Viena y La Haya, en los contextos del Organismo Internacional de Energía Atómica y de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, respectivamente. Se ha multiplicado la presencia e influencia de los países no alineados en debates esenciales para el presente y el futuro de nuestros pueblos. En los años 2007, 2008 y 2009, hemos celebrado con éxito la mayoría de las reuniones de alto nivel incluidas en el Plan de Acción del MNOAL aprobado en la XIV Cumbre. Éstas han demostrado su importancia como instancias imprescindibles para profundizar el debate, la evaluación y las directivas del Movimiento en temas específicos de su ámbito de responsabilidad. Son, además, vía eficaz, para potenciar la cooperación y la solidaridad Sur-Sur. La XV Conferencia Ministerial Intercumbres del MNOAL, celebrada en la República Islámica de Irán, en julio de 2008, permitió evaluar lo alcanzado por nuestro Movimiento hasta esa fecha, así como enriquecer y actualizar las posiciones acordadas en la XIV Cumbre de La Habana. Durante este período, el CAUCUS del MNOAL en el Consejo de Seguridad, se ha mantenido activo y se ha incrementado su nivel de coordinación con la presidencia del Buró de Coordinación y con los restantes países no alineados. Se ha creado y funciona con eficiencia el CAUCUS del MNOAL en la Comisión de Consolidación de la Paz.

Distinguidas delegadas y delegados:

El principal propósito de esta Reunión Ministerial del Buró de Coordinación, en correspondencia con la Metodología del MNOAL, es preparar la XV Conferencia Cumbre que se celebrará en Egipto del 11 al 16 de julio próximo. La oportunidad es propicia para sistematizar y evaluar de modo objetivo y orientado a la acción la labor del Movimiento en los últimos 3 años. Aún más importante, estamos llamados a trazar los lineamientos que permitan seguir fortaleciendo nuestra unidad y elevando el impacto de nuestras acciones, con la conducción de Egipto, país al que reconocemos un destacado historial de compromiso con nuestro Movimiento.

Nos reunimos en una coyuntura internacional particularmente compleja, marcada por una crisis económica global cuyas repercusiones alcanzan todos los ámbitos de interés para el Movimiento, y que influye de modo importante en la determinación de nuestras prioridades en el futuro inmediato. Una de las principales responsabilidades de esta Reunión, será llegar a acuerdos que sirvan de apoyo a la actuación de nuestros líderes en la búsqueda de soluciones colectivas, justas y sostenibles a la crisis económica y social que afecta al mundo.

Esta crisis sin paralelo en casi un siglo es consecuencia directa del injusto orden económico internacional prevaleciente del sistema financiero internacional impuesto a nuestros pueblos y de la actividad incontrolada del gran capital desde los centros industrializados de poder. Se ha agravado con una crisis alimentaria concomitante con la volatilidad del precio de la energía y con la crisis ambiental y el cambio climático que hoy amenazan a la humanidad.

Los países en desarrollo seremos inevitablemente quienes cargaremos con el lastre más pesado de esta crisis. Ya, nuestras economías sufren sus efectos y nuestros pueblos ven alojarse cada vez más la solución de los graves problemas sociales que los afectan.

Distinguidos delegados y delegadas:

Los Representantes de Alto Nivel de los países no alineados, tienen la responsabilidad de llevar adelante la negociación de los documentos que se someterán a la aprobación de los Ministros.

Les corresponde concluir las negociaciones del Documento Final, cuya consideración desde el pasado mes de marzo en el Buró de Coordinación, en Nueva York, permitió significativos avances en la mayor parte del texto. Este documento ha sido negociado por las delegaciones y se encuentra prácticamente listo para su adopción. Los exhorto a concentrar sus esfuerzos en los párrafos que aún quedan pendientes.

No alcanzaría el tiempo para enumerar cada una de las importantes cuestiones que ustedes deberán abordar en los próximos dos días. Me referiré, por tanto, sólo a algunas de ellas:

- El Movimiento debe desempeñar un papel central en las relaciones internacionales y en la lucha por establecer un orden económico mundial justo y equitativo, en el que prime el trato especial y diferenciado a los países en desarrollo.

- El sistema financiero internacional actual es injusto y demostró su incapacidad para prever y evitar la actual crisis. Se requiere una nueva arquitectura financiera internacional para alcanzar el objetivo de erradicar la pobreza y la realización del derecho al desarrollo de nuestros pueblos.

- Corresponde a los países no alineados ocupar la vanguardia en la defensa de los principios de soberanía e igualdad soberana de los Estados, de integridad territorial y no intervención en los asuntos internos de otros Estados y de libre determinación de los pueblos, asegurando el derecho inalienable de cada país a determinar su sistema político, social, económico y cultural, sin injerencia externa.

- El uso o la amenaza del uso de la fuerza en las relaciones internacionales, los actos de agresión o la desestabilización de gobiernos legítimos son incompatibles con el Derecho Internacional. Nos corresponde promover relaciones de solidaridad y amistad entre las naciones, y asegurar el arreglo de las controversias internacionales por medios pacíficos.

- La Organización de las Naciones Unidas debe ser reformada y convertida en un verdadero y efectivo instrumento de cooperación y de paz, que pueda cumplir los propósitos y principios consagrados en su Carta fundacional. Su autoridad y capacidad de adoptar decisiones en materia económica, incluidas las finanzas y el comercio internacional, deben ser fortalecidas. La ONU, con su composición prácticamente universal, es el foro multilateral central para analizar los acuciantes problemas globales que enfrenta la humanidad.

- El Consejo de Seguridad debe ser democratizado y sometido a una reforma profunda, que pase por la ampliación de su membresía, garantizando una representación adecuada de los países del Sur. Se debe garantizar la transparencia en sus deliberaciones y la erradicación del injusto privilegio del veto.

- La eliminación total de las armas nucleares debe seguir siendo una prioridad para nuestro Movimiento. Debe iniciarse la negociación de un instrumento multilateral jurídicamente vinculante que establezca las obligaciones para alcanzar ese objetivo. La diplomacia multilateral debe ser preservada como la vía primordial en la esfera del desarme y la no proliferación. Los problemas asociados a la proliferación deben resolverse por medios políticos y diplomáticos, y las medidas e iniciativas al respecto deben ser adoptadas con apego al Derecho Internacional.

- Las justas causas de Palestina y de otros pueblos árabes sometidos a la ocupación y agresión israelí, la enérgica condena a las brutales acciones militares de la potencia ocupante contra la población palestina, en particular, en la Franja de Gaza, el rechazo a los castigos colectivos y a otras graves violaciones perpetradas por Israel contra los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario, demandan nuestra acción práctica y la solidaridad más firme.

- Los conflictos regionales deben seguir siendo objeto de la atención del Movimiento. Varios de ellos involucran directamente a algunos de sus miembros. Las causas son disímiles pero, en lo fundamental, son consecuencia del colonialismo y los siglos de saqueo de nuestras riquezas, en beneficio de las ex metrópolis coloniales y de potencias imperialistas. No serán las sanciones ni las armas, sino la solidaridad y la cooperación para el desarrollo las vías para superar sus causas estructurales. Los pueblos afectados o directamente concernidos tienen el derecho de resolver estos problemas por medios pacíficos y sin interferencia extranjera.

- La lucha contra el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones seguirá siendo una prioridad del Movimiento. El doble rasero y la manipulación política en el tratamiento de este tema a nivel internacional debe cesar. Las Naciones Unidas deben desempeñar el papel central en la concertación y coordinación de las acciones para combatir este flagelo.

Distinguidas delegadas y delegados:

Les agradezco a todos por contribuir con sus propuestas e iniciativas al fortalecimiento de nuestro Movimiento y a la construcción de un futuro mejor para nuestros pueblos.

Los objetivos que nos proponemos no son fáciles. Alguna vez pareció una quimera el fin del colonialismo y la independencia de nuestros pueblos, o la desaparición del apartheid. En la realización de esos sueños nuestro Movimiento desempeñó un importante papel, el mismo que nos corresponde jugar hoy.

Para enfrentar con éxito los enormes desafíos que tenemos por delante, seguirá siendo imprescindible la unidad de acción de nuestras 118 naciones. El Movimiento de Países No Alineados podrá siempre contar con la contribución de Cuba en la lucha por alcanzar sus nobles objetivos.

Muchas gracias.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.