No podemos esperar el pronunciamiento de la Corte Suprema de EE.UU con los brazos cruzados

Consideró en Venezuela María Antonia Guerrero, hermana de Antonio, uno de los cinco luchadores antiterroristas cubanos

Autor:

Juventud Rebelde

CARACAS.— En esta lucha de todos los días, minuto a minuto, aquí y allá, por el regreso de Gerardo, René, Ramón, Fernando y Antonio al seno de sus familias, nuestra mayor esperanza sigue depositada en la solidaridad mundial, en lo que hemos visto y escuchado en todos estos años y, muy especialmente, en los últimos días, en que miles de personas se han vuelto a juntar para reclamar justicia.

Así piensa María Antonia Guerrero, hermana de Antonio Guerrero, uno de los cinco luchadores antiterroristas cubanos presos injustamente en cárceles del imperio, «cuando estamos a punto de que la Corte Suprema de los Estados Unidos se pronuncie sobre la petición que se le hiciera de revisar nuevamente el caso, algo que debe suceder el próximo lunes 15 de junio».

Maruchi vino a Caracas en visita de trabajo, como integrante de la comitiva de la Isla que participó en las diferentes Mesas Técnicas del Proyecto Gran Nacional ALBA Cultural. «Era imposible estar aquí y no participar en esta hermosa y concurrida marcha que, a favor de la libertad inmediata de nuestros cinco hermanos, organizaron el Movimiento Nacional de Solidaridad y Amistad Venezuela-Cuba y otras muchas organizaciones sociales».

No podía faltar —abundó—, porque ha sido precisamente la solidaridad, expresada de las más diversas maneras, desde un mensaje de aliento, cartas y postales enviadas a los Cinco y a los familiares, y también al Departamento de Estado norteamericano, y hasta los foros, concentraciones y marchas en el mundo, lo que ha ido colocando la verdad de este caso al alcance de muchas más personas, y lo que nos ha dado el empuje necesario para continuar en esta lucha, que es de todos los días, sin descanso.

«Estamos en un momento muy importante del proceso judicial. Esperamos una respuesta favorable de la Corte Suprema de los Estados Unidos, porque lo único que nosotros estamos reclamando es que se haga justicia mediante las mismas leyes norteamericanas y, en consonancia, que el máximo órgano legal de ese país acepte revisar el caso».

Los abogados defensores de Gerardo, René, Fernando, Ramón y Antonio presentaron con suficiente tiempo un documento-respuesta a lo planteado por la Fiscalía, que es muy contundente, agregó.

«Además están los 12 Amicus curiae (Amigos de la Corte), que son documentos muy fuertes, presentados por especialistas jurídicos, Premios Nobel, intelectuales, organizaciones de derechos humanos... y eso le da una fuerza tremenda a la posición de la Defensa de los Cinco».

Ahora, dijo, tenemos que esperar el pronunciamiento de la Corte Suprema, si toma o no el caso, si accede o no a revisarlo, pero esperar no de brazos cruzados, porque la denuncia de las violaciones de que han sido víctimas nuestros hermanos y nuestras familias debe ser permanente.

Es inadmisible, por ejemplo, que un país que se dice defensor de los derechos humanos y luchador contra el terrorismo, vuelva a negarles nuevamente a Gerardo y Adriana la posibilidad de encontrarse.

«El pasado 4 de junio fue el cumpleaños de Gerardo. Lamentablemente, una vez más la justicia norteamericana se ensañó con él, y ese día estaba en el encierro; no pudo siquiera comunicarse con su familia. ¿Por qué el Gobierno de Estados Unidos sigue empecinado en negarles a Adriana y a Olguita las visas para que puedan visitar a sus esposos en la prisión? Eso es cruel e inhumano».

Ellos y nosotros, sus abogados, el pueblo de Cuba y todos los amigos que tienen en el mundo, esperamos por el pronunciamiento de la Corte Suprema. Pero como siempre ellos están física y mentalmente bien, firmes, optimistas, dignos, con nuevos proyectos, pendientes de las incontables muestras de solidaridad expresadas en estos días, y dándonos a todos mucha fuerza para seguir batallando.

«Creemos que en algún momento llegará la justicia. No es posible que el sistema judicial norteamericano viole sus propias leyes toda la vida, como ha sucedido en este caso, que bien sabemos que se trata de un juicio político, porque ni el Gobierno anterior ni el actual han podido presentar pruebas que demuestren que los Cinco han atentado contra la seguridad nacional de los Estados Unidos».

Nunca como ahora, señaló Maruchi, resulta tan importante que el pueblo norteamericano conozca la verdad. Tenemos muchos amigos dentro de ese país; no todos los que quisiéramos y necesitamos, pero nos damos cuenta de que hay valores humanos dentro de ese pueblo. Pero los grandes medios de comunicación manipulan, engañan, disfrazan o niegan el acceso a la realidad. La gente vive de espaldas a lo que acontece allí mismo.

«Y vuelvo otra vez a la solidaridad, porque lo que se conoce, lo que se ha podido divulgar, cada día un poquito más, ha sido a través de sitios web que han creado los comités de solidaridad y los amigos dentro de los mismos Estados Unidos, así como por las diferentes acciones de movilización que han realizado».

Mucho vamos a seguir necesitando de la solidaridad mundial para acabar con la mentira, la manipulación y la inmoralidad del Gobierno norteamericano; por eso agradezco tanto en nombre de los Cinco que Venezuela haya hecho suya esta causa y nos acompañe hoy en nuestra lucha por la libertad inmediata de Gerardo, René, Ramón, Fernando y Antonio», concluyó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.