En Honduras Secretario General de la OEA para garantizar regreso de Zelaya a su país

José Miguel Insulza llegó este viernes a Honduras para informar al gobierno de facto de ese país que tiene que devolver el poder al presidente Manuel Zelaya, por orden de los presidentes, embajadores y cancilleres de ese organismo, decisión que se aprobó en la madrugada del pasado miércoles Especial del Golpe de Estado en Honduras

Autor:

Juventud Rebelde

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) José Miguel Insulza llegó este viernes al aeropuerto  de Tegucigalpa, a bordo de un avión de la Fuerza Aérea Brasileña, para ordenar a Micheletti que devuelva el poder al presidente legítimo Manuel Zelaya.

Según informó la televisora Telesur, Insulza se reunirá en principio con las autoridades representantes, los magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Luego, hará entrega del documento de emplazamiento al gobierno de facto para que restituya al presidente constitucional hondureño, Manuel Zelaya, en menos de 24 horas.

Insulza aseveró este jueves en una rueda de prensa desde Georgetown, capital de Guyana, donde asistía a la Trigésima Reunión de los jefes de Estado de la Comunidad del Caribe (CARICOM), que «no vamos a Honduras para negociar».

«Vamos a pedir que se deje de hacer lo que se ha estado haciendo hasta ahora, y a buscar vías que permitan el retorno a la normalidad», dijo Insulza, al tiempo que agregó que durante su visita al país conversará con los miembros de la Corte Suprema de Justicia y del Congreso de facto. Más adelante, insistió en garantizar que no está planteada una negociación.

El Secretario General, que asomó la posibilidad de que Honduras sea suspendida del organismo que reclama la restitución de Zelaya, consideró que será complicado que la situación política del país vuelva a la normalidad en pocos días.

«No voy confiado. Sin embargo, haré todo lo que pueda, pero me parece difícil que todo pueda componerse en unos pocos días», declaró Insulza.

Insulza, en compañía de la Misión Especial designada, retornarán este mismo viernes a Washington.

Con relación a esta visita, el dirigente de la Vía Campesina, Rafael Alegría, indicó en entrevista con Telesur, que han pacto un encuentro para la 3.30 pm hora local con el secretario de la OEA donde los movimientos sociales y populares de Honduras van a entregar un documento.

«Vamos a marchar por Casa Presidencial, pasaremos por Naciones Unidas y luego llegamos a la OEA para el encuentro con el señor Insulza», informó.

Según adelantó Alegría, el documento consta de «un resumen de carácter legal donde queda claro que lo que ha sucedido en Honduras es un golpe de Estado».

Asimismo, en el texto se solicita que la crisis política se resuelva dentro de las 72 horas que dio la OEA como plazo para que los golpistas depongan su actitud.

Alegría destacó que solicitarán ante la OEA que «la violación de los Derechos Humanos no quede en la impunidad, que se castigue todos los actos violatorios que se han cometido».

Con relación a la insistencia por parte de las autoridades de facto en que lo sucedido en el país centroamericano no es un golpe de Estado, el dirigente social, afirmó que si no fuera un golpe, se hubiera llevado a cabo un proceso judicial contra el presidente.

«La salida del presidente hubiera estado precedida por un requerimiento fiscal, una contestación de ese requerimiento y pruebas hasta llegar a un juicio y su posterior decisión final. Pero nada de eso ocurrió, Mel fue secuestrado lo sacaron de su casa y del país», recordó.

Destacó además, que el gobierno de facto tiene todas la características de un Estado represor, «se están violentado todas las garantías individuales de nuestro pueblos, se están reprimiendo las manifestaciones, reclutando a menores de edad, esto no es una democracia».

Alegría indicó que quieren «mandarle un mensaje clarísimo a la OEA que el pueblo respalda a Zelaya y queremos la vuelta de la democracia».

Entretanto, el presidente de facto y promotor del golpe de Estado hondureño, Roberto Micheletti, reiteró su rechazo al retorno del presidente constitucional, un hecho esperado por la comunidad internacional. En este sentido, dijo no tener «objeción» en adelantar las elecciones previstas para el 29 de noviembre del año en curso, y manifestó que Insulza es «bienvenido» y será escuchado en Honduras.

«Los vamos a escuchar (a los de la OEA), de repente no se van a reunir conmigo pero van a hablar, tengo entendido, con la Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia», afirmó.

Mientras, el gobierno golpista intensificó las medidas represivas este miércoles para las multitudinarias manifestaciones provenientes del interior del país a Tegucigalpa y ciudades aledañas en apoyo a Manuel Zelaya. Además, suspendió las garantías constitucionales y extendió el estado de sitio en el país centroamericano.

Además de negar los hechos violentos suscitados por el gobierno de facto, Micheletti insiste en que el presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, «no puede volver a ser presidente de la República», aunque la comunidad internacional exige lo contrario.

«Para la tranquilidad y la paz del país, yo preferiría que él (Manuel Zelaya) no entrara, para la paz y la calma; yo no quiero que haya una gota de sangre derramada por nuestro país», amenazó el presidente de facto.

La nación centroamericana entró hoy en el sexto día del brutal golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya, que ha provocado amplias movilizaciones de repudio en todo el país y mantiene en las calles a decenas de miles de manifestantes

Tras largas horas de reunión de cancilleres y embajadores en la Asamblea General Extraordinaria de la OEA, se elaboró la resolución de cinco puntos que decreta «la alteración inconstitucional del orden democrático», tras la acción militar llevada a cabo contra el presidente legítimo Manuel Zelaya.

La suspensión del Sistema Interamericano se basa en el artículo 21 de la Carta Democrática , de acuerdo al documento leído por el canciller argentino, Jorge Taiana.

También se condenó «enérgicamente» la detención arbitraria de Zelaya y se reiteró la intención de no aceptar ningún otro Gobierno que se quiera instituir.

Asimismo la organización decretó que reconoce a los representantes diplomáticos ante el organismo que fueron designados por el presidente constitucional e informó que rechazará cualquier otro emisario del gobierno de facto instaurado por el líder del Congreso Roberto Micheletti.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.