El pueblo hondureño sigue en la calle

El golpista Micheletti y sus cómplices intentan hacer creíble la farsa en busca de reconocimiento internacional Especial del Golpe de Estado en Honduras

Autor:

Juventud Rebelde

TEGUCIGALPA, julio 6.— En una nueva muestra de valentía y resistencia, la población hondureña volvió a tomar las calles este lunes a pesar de la brutal represión de la víspera, mientras los golpistas enviaban representantes «diplomáticos» a Washington para intentar reunirse con «organizaciones internacionales», en un nuevo esfuerzo por convencer de sus «razones» y desmentir el golpe.

La misión de las autoridades de facto está encabezada por el candidato presidencial del Partido Demócrata Cristiano de Honduras, Felicito Ávila, y por el ex fiscal general, Leónidas Rosa Bautista, divulgó el periódico hondureño El Heraldo, uno de los libelos al servicio de la asonada.

A pesar de que la Asamblea General de la ONU y las resoluciones aprobadas por el ALBA, el SICA, el Grupo de Río y la propia OEA exigen una restitución incondicional de Manuel Zelaya, el diario consideró que, con el envío de la misión, el usurpador Roberto Micheletti ha «abierto una pequeña grieta en su coraza al proponer a la OEA entablar un diálogo “de buena fe” para tratar de buscar una salida a la crisis que amenaza con convertir a Honduras en un Estado paria.»

También circularon trascendidos acerca de otra misión que habría sido despachada por Micheletti hacia la capital norteamericana y que estaría presidida por el ex presidente de Honduras y líder del Partido Liberal, Carlos Flores. Pero el vocero del Departamento de Estado, Ian Kelly, dijo desconocer esos reportes y manifestó el rechazo de su gobierno a tener cualquier contacto con el régimen de facto, en tanto llamaba a la reinstalación de Zelaya, reportó Notimex.

«Pedimos su regreso», dijo el portavoz, quien además afirmó que existen planes de reunirse con el Presidente legítimo de Honduras, cuyo retorno a Washington era esperado, señaló el cable, luego que el propio mandatario pidiera a la Casa Blanca «tomar acciones inmediatas», ante la reticencia de los golpistas.

Aunque Kelly también deploró el uso de la fuerza contra los manifestantes hondureños que exigen el retorno de Zelaya, el vocero fue menos categórico cuando llamó tanto «al gobierno de facto como a todos los actores a abstenerse de todo acto de violencia».

En declaraciones a TeleSur en medio de las nuevas marchas de este lunes en Tegucigalpa, el líder de la organización Vía Campesina, Rafael Alegría, acusó precisamente a Estados Unidos de «jugar una posición dual» con respecto al golpe de Estado.

«Por un lado condenan el golpe, pero por otra parte no le exigen a los golpistas que dejen el poder», dijo el dirigente rural.

El rotativo hondureño La Tribuna narró que las marchas arrancaron a las nueve de la mañana en la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM), atravesando importantes avenidas de Tegucigalpa.

«De nuevo damos a conocer al pueblo hondureño que no desistiremos de exigir el retorno de nuestro líder, Manuel Zelaya», señaló el dirigente de los cafetaleros, Dagoberto Suazo.

«Es una injusticia que al presidente Zelaya no se le haya permitido ingresar al aeropuerto Toncontín», apuntó el trabajador Juan Andino.

Ante los edificios de algunos de los medios de prensa en manos de la oligarquía hondureña también se produjeron las protestas, contó TeleSur.

Los titulares de este lunes en el diario La Prensa reiteraban su carácter virulento y manipulador, cuando trataban de culpar al presidente Zelaya de la represión de los militares contra el pueblo que esperaba su retorno en el aeropuerto de Toncontín el domingo, y que dejó dos jóvenes muertos, y un número indeterminado de heridos de bala.

Como parte del intento de los golpistas de acallar al pueblo, también se conoció que más de 800 personas han sido detenidas por violar el toque de queda, según reportaron las propias autoridades policiales, citadas por TeleSur.

Un correo electrónico desde Honduras denunció que en las listas negras de los represores está ya el nombre del Doctor Luther Castillo Harris, coordinador de los movimientos sociales de Honduras, y que hay orden de dispararle, por lo cual el mensaje exigió a los golpistas las garantías de integridad física a su vida, y a las de todos sus compañeros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.