Llaman a mantener presión mundial sobre gobierno de facto en Honduras

En una rueda de prensa conjunta en República Dominicana, los presidentes Leonel Fernández y Manuel Zelaya analizaron la situación provocada por el gobierno de facto en la nación hondureña Especial del golpe de Estado en Honduras

Autor:

Juventud Rebelde

El presidente de Honduras  Manuel Zelaya llegó en visita oficial a República Dominicana donde ofreció una conferencia de prensa junto a su homólogo Leonel Fernández.

El mandatario dominicano informó que Zelaya será recibido con honores militares. Ratificó su repudio al golpe de Estado en ese país y dijo estar de acuerdo con la decisión de la OEA de suspender a Honduras de ese organismo hasta tanto el presidente legítimo no retorne al poder.

Al referirse al apoyo mundial que han recibido los hondureños informó que están a la espera de la firma de resoluciones por parte de la Unión Africana, el Movimiento de Países No Alineados y la Unión Árabe, organizaciones que en breve respaldarán el regreso de la constitucionalidad a Honduras.

Leonel alertó acerca de la necesidad de continuar las presiones sobre el gobierno de facto y señaló a la OEA como máximo supervisor de dicho conflicto.

«El único punto de agenda del diálogo que tiene lugar en Costa Rica debe ser la hora y la fecha del retorno de Zelaya y la OEA no puede ceder en eso», aclaró Leonel Fernández.

El mandatario hondureño aseveró que no podemos desentendernos de esta lucha porque «defender la democracia en Honduras significa defender la democracia en América».

Por su parte el presidente Zelaya agradeció a su pueblo y a todos los presidentes y pueblos del mundo que lo han apoyado.

Explicó que se han utilizado métodos pacíficos para resolver el conflicto, convencidos de que es la mejor forma de convivencia humana.

Dijo alegrarse de que la comunidad internacional haya sido determinante ante el golpe de Estado del pasado 28 de junio en su país, lo que demuestra que «hay una conciencia colectiva y eso indica que hemos aprendido a defender nuestros derechos de forma colectiva y no unilateralmente».

«El esfuerzo que está haciendo el pueblo hondureño en las calles, luchando contra un régimen dictatorial sirve para demostrar que este mundo ha cambiado», reflexionó Zelaya.

Recordó que en su país el gobierno de facto restringió las garantías constitucionales e individuales, declaró un estado de sitio y clausuró medios de comunicación.

«Vemos a Micheletti haciendo un abuso del poder como no se veía desde las primeras dictaduras en América. Los militares han usado sus rifles de alto calibre para disparar contra las personas que protestaban pacíficamente en defensa de sus derechos, provocando cientos de heridos y dos personas asesinadas. Los ministros, los periodistas y mi familia son perseguidos por lo que permanecen refugiados en embajadas», denunció.

Respondiendo a un periodista interesado en saber cómo es posible que se sustente un gobierno rechazado por todo el mundo, el presidente de Honduras explicó que estamos ante una interrogante: prevalece la fuerza o la razón.

Declaró que la situación de su país pone a prueba cuánto puede sustentarse la fuerza por encima de la razón.

Este es un reto que hemos asumido todos de alguna manera. Yo espero que impere la razón y que la paz se imponga sobre la violencia, y eso solo será cuando yo sea restituido al cargo que me corresponde por elección libre y legítima de mi pueblo, aclaró Manuel Zelaya.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.